m2

Sábado, 27 de diciembre de 2008

De lo nuestro, lo más glam

Actitud Argentina, Nueva Identidad, editado por el sello independiente de Natasha Elliot y Sofía Pomar, ofrece un recorrido por una argentinidad en versión sofisticada. Representantes de lo nacional en arte, diseño y costumbres, que se apartan de los lugares comunes con un nuevo modo de representar.

 Por Luján Cambariere

Oportuna en este diciembre incierto, la salida de este tercer ejemplar de la dupla formada por la periodista y la licenciada en Letras, respectivamente, Natasha Elliot y Sofía Pomar, que se ocupa de documentar íconos nacionales en versión más glam. Si los anteriores –Actitud Buenos Aires, Una experiencia urbana (2004), Actitud Buenos Aires, Umplugged (2005) e Ideal Buenos Aires (2007) retrataban con su particular mirada la ciudad, este lo hace con la Argentina, rescatando esos rasgos de identidad que se han ido modernizando o estilizando. Un recorte que si bien puede ser tachado de snob o elitista, no hay dudas de que acierta a través de la experiencia de ambas, en algunas de las cosas que hoy más gustan for export, por estar versionadas de un modo original.

“Una selección de creadores contemporáneos y nuevas modalidades. Un recorrido a través de las más recientes manifestaciones artísticas y del diseño, el devenir de la gastronomía nacional y la renovación de las costumbres”, explican ya en la introducción de un tomo que dedica igual obsesión a un artista plástico que al sándwich de miga, ícono gastronómico si los hay, retratados todos una vez más por la lente de Mariano Galperín. Pero como ellas no se cansan de aclarar, su libro no oficia ni de catálogo ni de guía. “Es una experiencia, un paseo, una mirada. Por eso el libro comparte la investigación realizada para cada capítulo en unas páginas dedicadas a registrar las bibliografías consultadas, además de direcciones varias y visitas recomendadas”, señala Pomar. “Nos dedicamos con esmero a mostrar el trabajo de gente que aborda la argentinidad con una cabeza nueva. No necesariamente jóvenes, sino creativos con una actitud personal, renovada, que escapan a los estereotipos pero nos representan por igual”, cuenta Pomar.

Nueva argentinidad

Así ya el índice arranca adornado con bellas escarapelas de plata esmaltada de Plateros Dragui y los cuchillos para asado en maderas preciosas, asta, hojas de acero inoxidable y fundas de cuero realizadas a mano y punteras de plata del artista plástico Luis Benedit.

A la hora de citar a la vaca, otro emblema nacional, lo hacen a través de la obra de Lorena Ventimiglia (“Serie Vacas”, Braga Menéndez Arte Contemporáneo) que recientemente la tienda de diseño Picnic estampó en almohadones y fundas para laptops. En este capítulo, el del arte, que incluye también a Leo Battistelli, pasando por Plata Nativa, Florencia Bohttingk y cierra con la cantautora y percusionista Mariana Baraj, famosa por renovar el repertorio folclórico clásico latinoamericano, mediante nuevos timbres y texturas que emergen de una fusión de estilos, fruto de su paso por grupos de diversos géneros.

El capítulo dedicado a las costumbres retrata el truco, el fútbol, el mate, el vino, el polo, la picada y hasta el telo (sí, amueblado, hotel alojamiento, albergue transitorio) también en versión design con los modernos interiores del hotel General Paz.

En las páginas dedicadas a las comidas entre el asado, el dulce de leche y los platos regionales, se lleva todos los aplausos la empanada, retratada mediante el Proyecto para una industria criolla, la empanada de José Luis Anzizar con sus dibujos con instrucciones para el repulgue y sus empanadas de cartón cosido bordadas con escarapelas y flores de tela (Galería Elsi del Río). Otro imperdible es, de nuevo, el sándwich de miga, versionado chiquérrimo por Nucha.

Mientras que en las páginas dedicadas al diseño nacional cuelan el proyecto gráfico de Nobrand, con sus más de cien íconos, algunos de los cuales del libro que los documentaba pasaron a remeras y ahora a las tres dimensiones, como el mate de cerámica o de vidrio y la mesa Bife. La pieza emblemática del diseño argentino si las hay, el BKF de los arquitectos Antonio Bonet, Juan Kurchan y Jorge Ferrari Ardió, pero reformulada mochila por las arquitectas Ingrid Gutman y Sandra Rudeli de Humawaca. Del norte los Usos con su mobiliario y objetos y las Hijas de la Luna, con sus textiles, rescatando lo mejor de la Puna. Y del Sur, Designo Patagonia con piezas que también enaltecen la materialidad de su región como la lenga, el radal y el cuero.

www.actitudbuenosaires.com, [email protected], [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice
  • Nota de tapa
    Dos días en Yale
    dos días de jurados en la prestigiosa Escuela de Arquitectura
    Por Sergio Kiernan
  • Una buena y una mala
    Por Sergio Kiernan
  • De lo nuestro, lo más glam
    Por Luján Cambariere

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.