m2

Sábado, 1 de junio de 2013

Otro derrumbe

El nivel de descaso del gobierno porteño hacia la seguridad de los vecinos ya es algo conocido y aceptado, sobre todo si se trata de cuidar a la industria de la construcción. Este miércoles, otro derrumbe mostró nuevamente el nivel de impunidad que asumen los especuladores ante la placidez de inspectores y funcionarios. Es que ya resulta difícil pensar en accidentes porque desde 2010 van más de treinta derrumbes, con o sin víctimas. Con algún esfuerzo, para fin de año el macrismo logrará el promedio de uno por mes.

Esta vez la víctima fue una señora, Marta, que es no vidente desde 1993 y se mudó a una casa de dos plantas en Aguilar al 2800. La señora estaba durmiendo cuando escuchó un estruendo, se despertó asustada pensando que era un asalto y bajó por la escalera a la planta baja. Por suerte no se apoyó en la pared para hacerlo, porque ya no había pared en ese sector de la casa. La causa era el deslizamiento de tierras por el pozo de la construcción lindera, al parecer por la fuerte lluvia de esta semana. Los peritajes dirán, o no, si la contención estaba bien hecha y si la firma constructora es culpable de negligencia, pero al menos se movieron para llevar a la vecina lesionada a un departamento a estrenar, cercano al suyo, para que viva allí con su perrito hasta que le arreglen la casa.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.