no

Jueves, 27 de julio de 2006

JUSTICIA EN NOMBRE PROPIO

Garzón no es más Garzón

 Por Mariano Blejman

“¿Qué es lo que vigila tu libertad? ¿Qué es lo que te quita tiempo de vida? ¿Qué es lo que secuestra a la política? ¿Qué es lo que extorsiona a la sociedad?” Son algunas de las preguntas que se plantea en su tema Otra fuerza la banda de indie pop Grande-Marlaska, que recientemente tuvo que cambiar de nombre por un pedido judicial, después de llamarse Garzón durante dos años. Todo esto sucedió después que el juez de la Audiencia Nacional española, Baltasar Garzón, amenazara al grupo con una querella por usar su nombre, y el dominio superjuez.com para dar a conocer información de su banda. El trío Garzón estaba integrado por Eugenia Malela Durán, Roberto Herreros y Pepo Márquez, que ahora participarán del Festival de Benicàssim con el nombre de Grande-Marlaska, otro juez español.

¿Cómo es la historia? El 18 de julio pasado, los músicos recibieron un fax enviado por el bufete Medina Cuadros, representante de Baltasar Garzón, exigiéndoles que cesen “en los actos que constituyen una intromisión en su imagen”. El escrito pedía cambiar el nombre del grupo y el de la web, además de suprimir las fotografías virtuales. En caso contrario “se iniciarán las pertinentes acciones judiciales”. Los músicos respondieron desde Benicàssim que se trata de un “malentendido”. “Cuando nos pusimos ese nombre sólo pretendíamos rendir un sentido homenaje a un prohombre que ha revalorizado conceptos denostados hoy día como ecuanimidad, progresismo y modestia”, dijeron a través de la web.

Los hasta ahora Garzón han sacado dos discos breves, Esta es la demo de Garzón y Otra fuerza, y ésa ni siquiera es la ocupación principal de sus integrantes: Durán estuvo en Nosoträsh y ahora canta en Le Mot; Herreros trabaja en el Centro Cultural La Dinamo, y Márquez está al frente de The Secret Society. Tampoco hay demasiado contenido político en sus canciones, y ven como referentes a McCarthy, grupo indie pop marxista, conectado con Stereolab, que lleva el mote del impetuoso senador yanqui que logró convertir la palabra “comunismo” en un insulto.

Parece un chiste, pero no lo es: de hecho, la banda usó el sarcasmo para responder. “En realidad, nos habíamos dado cuenta de que no tenía sentido seguir llamándonos Garzón. El objetivo del nombre era homenajear al juez más grande de España. Sin embargo, el tiempo, ese juez supremo que da y quita razones, ha dictado sentencia por nosotros. Todo lo que sube, baja. Hay que mirar hacia el futuro.” Desde el viernes pasado, entonces, el grupo Garzón pasó a llamarse Grande-Marlaska. Ya bajaron las fotos “molestas” del magistrado siempre peinado, pero no cambiaron el dominio. Al fin y al cabo, el letrado Grande-Marlaska también puede ser considerado “superjuez”. Por lo pronto, Fernando Grande-Marlaska se enteró por el diario El País del cambio de nombre del grupo, y aseguró que la noticia le había hecho “mucha gracia” y que, por supuesto, no emprendería acciones judiciales contra ellos. Según el diario español, el magistrado tomó nota de la web y anunció que la consultaría.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.