no

Jueves, 14 de diciembre de 2006

UWE SCHMIDT EN EL MUTEK BA

“Estados Unidos nos impuso su cultura”

Este músico experimental alemán propone un proyecto paródico y hasta apócrifo de la escena electrónica mundial. Schmidt cree que, desde Europa, América latina parece una cuestión amorfa... y viceversa.

 Por Yumber Vera Rojas

De cadencia fatigada por los prejuicios, la música electrónica se convirtió tras la trasgresión ravera en un nebulizador de la cultura pop. Si bien el alemán Uwe Schmidt desarrolló una sensibilidad artística que le permitió adelantárseles a las nuevas tendencias o ubicarse en la atemporalidad, desde su asentamiento en Chile en 1996 este icono del beat se resistió a través de la parodia a las prácticas coloniales en beneficio de las culturas marginadas. Schmidt (quien tocará el sábado en el Mutek BA) explica al NO: “Creo que tiene que ver con el hecho de cómo se representa a un país o una cultura afuera. Si bien para los europeos América latina es una cuestión bien amorfa, pues para ellos todo es lo mismo, creo que de igual manera pasa al revés. Muy poco se sabe acá acerca de lo que sucede realmente en mi país. Alemania tiene un par de parámetros culturales que la identifican ante el público en el exterior. Una de esas cosas es Kraftwerk y otra el krautrock. Sin embargo, el desarrollo de la música allá ha sido bastante complicado luego de la Segunda Guerra Mundial, debido a que los Estados Unidos nos impuso sus leyes y culturas. Mi generación creció escuchando el funk y la música disco, incluso el techno tuvo que ver más con los gringos que con Kraftwerk”.

Su amplio inventario de nombres para cada uno de los proyectos que preñó —-más de 60— convirtieron a su basta y asombrosa obra en una fuente de aprehensión, en la que sobresalen laboratorios tan versátiles como el celebrado Señor Coconut, su arquetipo unipersonal Atom Heart o la dupla Flanger —junto a Bernd Friedmann— y con la que ya vino a Buenos Aires en 2002 en una accidentada visita. Ahora Schmidt regresa al país para presentarse este sábado, en la Ciudad Cultural Konex, en la segunda edición del Festival Mutek BA con su flamante prototipo artístico, Surtek Collective, y su increíble menjunje: el acidtón. El teutón revela: “Es un proyecto que surgió en Chile junto a Vicente Sanfuentes, quien trabaja bajo el nombre de Original Hamster. El pertenece a la escena de hip hop y funk de Santiago. Es amigo mío y le comenté unas ideas que me surgieron, de fusionar reggaetón con acid, tras un viaje a Japón. Así nació el acidtón. Justo ahora estamos terminando el disco, que seguro saldrá a mediados del año que viene”. La enjundia de este ensayo es la conjunción de lo inverosímil. Asegura el también llamado Don Atom: “No hay mucha conciencia, la idea era fusionar cosas que no tenían nada que ver. Lo que me gusta del reggaetón es la parte rítmica y lo que me desagrada es lo grasa que puede ser a veces”.

Soberano del beat imposible y patriarca del minimal, el glitch, el techno, el IDM y hasta del latin dance, como Atom Heart viró el rumbo de su trazo musical hacia el acid con un disco que simboliza el género desde una lectura exclusiva, Acid Evolution 1988-2003. Uwe Schmidt recrea: “El minimal y el glitch son estilos históricos. Me parece que no hay que seguir explorándolos porque ya existen desde hace muchísimos años. Tanto el minimal que escuchamos ahora como el acid que estoy pasando son géneros que ya están desfasados. Ese disco está compuesto por canciones que son mías. De hecho, se trata de una antología falsa. Esos temas parecen pertenecer a un tiempo específico, tienen como años de creación, pero los hice durante dos semanas en 2003. Era representar una historia falsa, pues no son de Chicago, París o Tokio, sino de Santiago de Chile. Cuando tenía pensado sacar ese compilado, a mucha le dije que lo que se venía era el acid. Todos me respondieron que nada que ver, que era algo muy reciente...”.

Aunque la escena electrónica chilena goza de mucho prestigio, tuvo además la cualidad de desdoblarse en dos polos: uno propiamente austral y otro germano —rotulado como la “Conexión chilena” o la “Mafia chilena”—, que es el que principalmente se conoce mediante figuras como Ricardo Villalobos, Luciano, Matías Aguayo, Dinky y Mambotur. Y es que Schmidt fue impulsor de ambos frentes desde su arribo a Chile. El productor originario de Frankfurt evoca: “Cuando llegué a Chile no quería involucrarme mucho con su plataforma musical, mi decisión de mudarme era una cosa bastante íntima. Era un país muy tranquilo en el que podía estar aislado de influencias y de una escena obvia. En Alemania, en cambio, tenía que ser parte de algo automáticamente. Como no me sentía integrante de ninguna escena, tampoco quería hacerlo en Santiago, aunque no existía una cuando vine. Las fiestas en el ‘96 eran muy parecidas a las de Berlín en el ‘90, en cuanto a su energía, y los DJs tocaban house, techno y acid, todo mezclado. Y eso me gustó. Me encontré con artistas como Luciano, Dinky o Ricardo Villalobos, que no sólo son colaboradores sino amigos”.

¿Y sobre la actual escena electrónica y dance alemana? Uwe opina: “Todo está bastante mezclado, los artistas alemanes trabajan por casi toda Europa y no veo diferencias notables con respecto al resto. Salvo Alemania, Francia o Inglaterra, creo que no hay otras escenas electrónicas con un sello distintivo”. Es una incertidumbre lo que se viene. El teutón asegura: “No estoy muy al día con la música en general, no compro discos ni leo la prensa. Lo que consumo viene del tope, lo que todo el mundo escucha. Pero trabajo con muchos músicos de todo el mundo que no sólo hacen electrónica, sino rock o música brasileña en Japón. Ellos coinciden en que todo está como en el limbo, nadie sabe qué va a pasar. En el underground suceden cosas muy interesantes que no se reflejan en la movida mainstream, que es muy grande y potente. Pero abajo es todo tan experimental que no logra subir a otro nivel. El mercado cambió en los últimos cinco años. Sellos como Kompakt, que ya tuvo su pico hace un lustro. Los que hacen cosas interesantes trabajan en netlabels o las publican libremente en internet”. n

* Surtek Collective toca el sábado 16 de diciembre en el Festival Mutek BA, entre otros, junto al alemán Thomas Brinkmann, el francés Cabanne, el español Damián Schwartz y la chilena Dinky. Club Ciudad de Buenos Aires, 18:30 hs. Festival Mutek BA, 13 (Hotel Elevage), 15 (Ciudad Cultural Konex/ Niceto Club) y 16 (Ciudad Cultural Konex).

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice
  • Nota de tapa> ESPECIAL: A CINCO AÑOS DEL 19 Y 20 DE DICIEMBRE
    Todo lo sólido
    Hubo una vez un fin de año agitado que empezó con una revuelta popular y produjo la caída de un...
    Por Juan Manuel Strassburger
  • HISTORIAS DE SURFISTAS
    La vienen remando
    Por Facundo Di Genova
  • UWE SCHMIDT EN EL MUTEK BA
    “Estados Unidos nos impuso su cultura”
    Por Yumber Vera Rojas
  • EL CORREO TRIBUTA AL ROCK NACIONAL
    Fina estampa
    Por Javier Aguirre
  • EL LIBRO “CALESITA”, DE MARIA ANTOLINI
    Mundo loop
    Por Mariano Blejman
  • BLUES MOTEL EDITA TRES DISCOS
    Trilogía imparable
    Por Cristian Vitale
  • AGENDA
    Agenda
  • PATCHANKA > ¡PRIMICIAS! ¡EXCLUSIVAS! ¡NOVEDADES!
    Patchanka
    Por Javier Aguirre
  • BIFE ANGOSTO
    Bife angosto
  • CLARA DE NOCHE
    Clara de Noche

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.