no

Jueves, 19 de julio de 2007

MANU CHAO, KUSTURICA Y LA COLIFATA

Maniáticos por la música

Luego de la larga espera que se tendió alrededor de su nuevo material, hace unos meses Manu Chao liberó en el ciberespacio Rainin’ in Paradize, el primer corte de La Radiolina, su cuarto disco solista, a lanzarse mundialmente el 4 de septiembre. En YouTube y sus repetidoras ya se puede ver el clip, filmado y dirigido por Emir Kusturica durante su última visita a Buenos Aires, y que cuenta con la participación como extras de tres integrantes de La Colifata, la radio a cargo de internos y ex internos del hospital psiquiátrico Borda. El material, editado en blanco y negro, alterna secuencias de Manu y amigos rajando la Panamericana en un micro de gira, con imágenes bélicas y de pobreza en el Africa. “Este mundo se vuelve loco”, exclama Manu en inglés afrancesado (no confundir). Llegando al final, los cuatro amigos se encuentran sobre un puente peatonal y confluyen en un eufórico abrazo de gol mientras el micro explota. “Creo que es algo simple: una historia de amigos que viajan y se encuentran, entre tantas cosas horribles que pasan en el mundo”, analiza Alfredo Olivera, director de la radio que fundó hace ya dieciséis años.

La producción se llevó a cabo en marzo de este año, durante la tapada última visita de Manu y Kusturica a Buenos Aires para trabajar en el documental sobre Diego Maradona que el bosnio pergeñaba desde hace tiempo. En el medio, el director de Tiempo de gitanos ofreció comandar el video y le comentó a Manu que necesitarían tres extras. “¿Los tenés?”, preguntó el cineasta, y propuso recurrir a los colifatos. Eduardo Codina, Hugo López y Alejandro Strassener se sumaron al rodaje. “La relación con Manu es casi fraternal, incluso tenemos más proyectos en conjunto”, interviene Olivera. Recuerda la producción artística del franco-español en el disco Siempre fui loco en la que se combinaba la música de artistas callejeros de La Rambla de Barcelona –en su mayoría inmigrantes indocumentados– con fragmentos de la radio. “Allá lo vendían los músicos que pudieron pagarse un par de noches de hotel, y acá los colifatos, que también se hicieron una plata”, explica. Otro punto alto de esta hermandad llegó en 2005 cuando, en la antesala de All Boys, Manu acercó bases al hospital para que los internos pusieran sus voces y poder presentarlo en vivo. Parte de la recaudación fue para ellos.

El carácter cosmopolita del ex Mano Negra se completa con una primera versión del clip de Rainin’ in Paradize que circula en la web. Realizada sobre ilustraciones animadas del polaco Jacek Wozniak –juntos lanzaron la edición del disco-libro Sibérie m’était Contée en Francia, en 2004–, en la que irrumpe George Bush con nariz de payaso. La segunda, parece, es la vencida. “Los colifatos cobraron bien por los tres días de laburo. Con esa plata cada uno pudo comprarse ropa, o una computadora”, cierra Olivera.

Manu Chao - Rainin' in Paradize

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Pablo Piovano
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.