no

Jueves, 15 de noviembre de 2007

UNA BANDA HEAVY CON PERCUSION BRASILEÑA

Ratos de Sayowa

Parece, pero no. Sayowa no significa un auto japonés, ni un equipo de audio chino, sino hermano en acauaio, lengua indígena de una tribu del norte de Brasil. Eficaz definición para este poderoso sexteto nacido en Río de Janeiro cuya propuesta es, precisamente, lograr una hermandad entre géneros: heavy metal, del más duro, y percusión brasileña. Contundencia y soltura. Noche y sol. “Al principio sólo éramos una banda de heavy-rock, después agregamos tambores y quedó lo que quedó: fue una movida impensada y natural. Salió así, sin proponernos nada diferente”, explica Theo van der Loo, cantante, guitarrista y único capaz de sostener un portuñol correcto. La banda, que visitó por primera vez la Argentina el fin de semana, lleva en su mochila siete años de existencia, giras por Europa teloneando a Megadeth, Sepultura, Fear Factory o Pro Pain, dos discos y uno de ellos —el último— producido por Andreas Kisser, guitarrista de Sepultura.

Se conocieron en el estudio donde Sayowa grabó el álbum debut (Treme Tierra), y Kisser se ofreció a trabajar con el segundo. “Estábamos de gira con Sepultura por Europa y, entre cerveza y cerveza, él propuso producirnos”, resume Theo. Kisser mediante, la banda se metió entre la flor y nata de la música pesada. “Hemos logrado un gran feedback con la gente de Fear Factory y Megadeth. De hecho, nuestro ingeniero de sonido es Stanley Soares, que también trabaja con Mötorhead... somos como una familia”, dice.

Sayowa mixtura el formato standard de rock pesado (batería, bajo y dos guitarras) con instrumentos típicos de la percusión brasileña... grandes tambores —similares a los zurdos— llamados Treme Tierra. ¿Samba metal? Theo se ríe, pero parece no entender del todo la pregunta. Se interna en un terreno que le resulta más propicio: el de las letras de sus canciones. “Son críticas humanas —asegura—. Nosotros no buscamos que cambie el gobierno sino el hombre. De última, también es algo personal. Hablamos de hacer pero a partir de nosotros, no de los demás.” A verdade e a fe es, tal vez, el ejemplo más concreto. No sólo por lo que explicita (“el poder en tus manos para transformar el pensamiento en acción”) sino porque su voz principal es un argentino. “Estábamos grabando en Brasil y el sello nos propuso traer un invitado internacional: elegimos a Andrés Giménez y estuvo una semana parando en mi casa. Fue alucinante. Yo creo que su voz poderosa es la mejor que pudimos conseguir para este tema”, cierra Theo, absolutamente amigo del ex A.N.I.M.A.L y actual D-Mente. Dicen que Sayowa le sucede en el trono power brasuca a Sepultura y Ratos de Porao. El camino, hasta ahora, parece ser el acertado.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.