no

Jueves, 22 de agosto de 2002

LA VIDA DESPUES DE SAY NO MORE

Promovidos

Mariela Chintalo y Murray dan su primer paso lejos del Maestro, con un disco de música infantil. Y se lamentan...

 Por Javier Aguirre

Quince días antes de presentar Influencia en el Luna Park, Charly García hizo bruscos cambios de gabinete en la banda que lo acompañó durante buena parte de los ‘90. Dos de los caídos en la reestructuración del plantel Say No More son la saxofonista y cantante Mariela Chintalo, y el tecladista Diego “Murray” Dubarry. Así como la decisión de García resultó algo sorpresiva, también el nuevo emprendimiento de ellos: van a editar el disco Comecocos al frente de La Banda del Musiquero Loco, un grupo de... música infantil. Cuenta Murray: “Es un proyecto que tenemos desde antes de empezar a trabajar con Charly, y al que siempre dejábamos medio de lado. Y, sea suerte o destino, en cuanto nos quedamos sin Charly surgió una propuesta para editar el disco”. En realidad, éste será el segundo álbum de La Banda del Musiquero Loco, que ya había editado Entre bichos en 1997, y con repertorio basado en las experiencias que ambos vivieron como maestros de música en escuelas primarias. Ahora, junto al baterista Gato Laurenti y al bajista Matías Ardizzone, y con las presencias de músicos invitados como Celeste Carballo, Pipo Cipolatti, Fernando Kabusacki y los SNM María Gabriela Epumer, Mario Serra y Marcos Sanz; el foco está puesto en este proyecto cuyo packaging incluye un dado y un juego de la oca que alude a las canciones. Rock, pop, punk naïf, rockabilly, vals... “No puede ser que en la música infantil el contenido no sea importante –dice Chintalo–, que para los chicos sólo exista Bandana. Queremos ser una alternativa.”
Integrar la banda de Charly García debe haber sido como jugar en la Selección y en el potrero al mismo tiempo: privilegios y masividad, pero también improvisación y barro... Murray rescata que “la banda era todo terreno, experimental; no necesariamente de ensayo obsesivo hasta la hiperprolijidad sino otra cosa. Quizás hasta tocar casi sin ensayo ante una multitud. Ni la banda más rollingstone lo hace”. Chintalo acepta y redobla la apuesta. “Como no veían un bajista tradicional, algunos decían que la banda no tenía peso, en lugar de escuchar cómo se estructuraba todo desde los teclados. Buena parte de la prensa nunca entendió a la banda, que era muy rica en sutilezas y matices.”
Murray reflexiona: “No sabemos qué pasó. Tocamos en Montevideo y al día siguiente el manager nos dijo que Charly había tenido una visión y había decidido cambiar de banda. Después hablé con él y... me puse a llorar. No nos vimos más”. Chintalo dice que tratan de “tomarlo como que egresamos de Say No More. Charly siempre jodía con que era una escuelita, una cátedra. Y nosotros somos los egresados, los promovidos. Empezamos casi como desde el under, y terminamos haciendo de todo. Fue como un despertar. Y cuando estuvimos despiertos... Chau, promovidos”. n

La Banda del Musiquero Loco se presentará todos los domingos de septiembre en el C.C. Borges, Viamonte y San Martín.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.