no

Jueves, 20 de agosto de 2009

Marketing del palo

Para la grabación de su nuevo simple, Ready fot the Weekend, el productor y remixero escocés Calvin Harris utilizó un “sintetizador humano”, que funciona mediante tinta conductora de electricidad que fue pintada, convenientemente, sobre los cuerpos de 16 modelos. Cuando las chicas se tocaban entre ellas, la corriente las atravesaba (sin dar descargas, claro) por lo que un circuito se conectaba y se generaba sonido. Antes de escuchar el resultado, recuérdese que cualquier excusa es buena para decir la famosa frase: “Tóquense, chicas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.