no

Jueves, 27 de agosto de 2009

MARCELO D2 ADELANTA EL PARTIDO DE BRASIL CON ARGENTINA

CIUDAD DE D10S

ALTAVOZ DE LA REALIDAD QUE SE VIVE EN LAS FAVELAS, EL MC BRASILEÑO QUE CONDENSA SAMBA Y RAP EN UNA MISMA PROPUESTA DICE QUE ARGENTINA VA A PERDER, PERO IGUAL CLASIFICARA PARA EL MUNDIAL.

 Por Yumber Vera Rojas

”Brasil va a ganar el partido en Rosario, pero estoy seguro de que Argentina también clasificará al Mundial”, augura Marcelo D2 al NO, vía telefónica desde San Pablo, el desenlace del encuentro entre ambas selecciones el 5 de septiembre. De no haber pisado el país con anterioridad, el MC más famoso del Gigante amazónico posiblemente advertiría no sólo una victoria con goleada a favor de los suyos sino el deseo de ver mortificado al equipo que hoy conduce D10s.

No obstante, el ex Planet Hemp se comidió ante la consulta, pues ni él mismo se puede creer aún que en apenas unos meses su popularidad haya crecido tanto acá. Tras rebosar la discoteca Niceto Club en marzo pasado, en lo que fue su segunda visita a esta orilla del Río de la Plata (el debut aconteció en 2007), el rapero carioca retorna esta semana para actuar en Capital Federal y ampliar su radio de acción con su estreno (coincidentemente) en la urbe del Gigante de Arrollito. “Desde hace muchos años quería ir a la Argentina para mostrar mi rap, incluso cuando integré Planet Hemp. Valió la pena la espera por el cariño que me brindó el público las veces que fui, y el interés que tiene por mi música”, revela el arquetipo de la Doble Hache nacido en 1967 en Río de Janeiro. “Si bien conocí poco hip-hop argentino, me parece que se encuentra en crecimiento. Busca lo mismo que el hip-hop brasileño: su identidad”.

Además de revisar los temas representativos de su repertorio solista, Marcelo D2 ahondará en su último disco, A arte do barulho (editado a fines de 2008), un trabajo en el que, a diferencia de sus tres anteriores realizaciones, la guitarra asumió un rol protagónico. “Hacía rato que quería grabar un trabajo más ruidoso”, reconoce. “La idea del disco surgió a partir de un manifiesto que escribí. Cuando terminé de redactarlo, apareció el nombre del álbum y completé el concepto que estaba persiguiendo. Sentía que era el momento de usar más guitarras. Me parece sorprendente lo que finalmente quedó, porque quería algo nuevo para mis canciones.” El rapero brasileño reconoce que los temas del flamante álbum, más que en cualquiera de sus otros trabajos, tienen un bouquet a Planet Hemp. “El rock pegó muy fuerte en mi vida desde que escuché por primera vez a Bad Brains. Ciertamente, este disco es una vuelta al sonido de Planet Hemp. Creo que fue una cuestión lógica.” Tras la separación de su antiguo grupo en 2001, y del prestigio que adquirió su obra unipersonal, D2 todavía se refiere a Planet Hemp como si estuviera latente: “Fue la mejor cosa que hice en mi vida, me transformó en lo que soy en este momento. Si no hubiese formado parte de la banda, no sería nada ahora”.

Pero el cuarto elepé de Marcelo D2 no se sostiene nada más que en la reminiscencia de su otrora agrupación sino que se abre hacia un suculento crisol de yeites y sones en los que colaboraron el violero y productor Pedro Sá –cómplice de Caetano Veloso en Cê y en el reciente Zii & Zie, álbum inspirado en buena medida en el sonido de Pixies– y el cantautor Seu Jorge –conocido mundialmente por su participación en la película The Life Aquatic with Steve Zissou, en la que brasileñizó algunos clásicos de David Bowie–. Dice el MC: “No fue muy planeado lo de los invitados. Grabó uno, luego otro y después escuché todas las canciones. Cuando oí el tema de Roberto Sá me pareció que venía muy bien con lo que buscaba, porque necesitaba sangre nueva en mis temas. En cuanto a Seu Jorge, es padrino de una de mis hijas. Así que, cuando viene a casa, inventamos cosas juntos”. Un tópico invariable en el cancionero de Marcelo es la marihuana, aunque no se considera un apologizador. Sin embargo, en A arte do barulho se anima a abordar otros asuntos. “Me siento más seguro líricamente en esta producción, reuní un poco de lo que quería decir desde hace tiempo. Las letras hablan sobre la marihuana, pero también acerca del día a día de los cariocas: el samba, la alegría, los problemas que padecemos. Este es mi disco más político.”

Altavoz de la realidad que se vive en las favelas, el rapero brasileño considera que la popularidad del presidente Lula –a contramano del crecimiento de su reputación como líder regional– se fue disolviendo entre los sectores más carenciados del país. “Lula se distancia cada vez más de la favela”, atesta Marcelo. “El gobierno está muy lejos de la pobreza, pero creo que eso sucede en el mundo entero.” Quien sí pareciera gobernar en las villas de Río de Janeiro, aparte de la violencia, es el baile funk. En comparación con el antagonismo que existe entre reggaetoneros y hip-hoperos, no sucede lo mismo con el también llamado funk carioca y el hip-hop. “Si bien el hip-hop supo representar a todos los lugares pobres del mundo entero, el baile funk fue tomando ese papel en Brasil. Pero éste es igualmente una versión carioca del rap estadounidense, salió del mismo lugar y tiene los mismos antecedentes.”

A pesar de que fue fundamental el legado de artistas de la talla de Racionais MC’s, MV Bill, Thaíde & DJ Hum o Rappin’ Hood en el desarrollo del hip-hop brasileño, Marcelo D2 estableció el elemento identitario al condensar rap y samba en una misma propuesta. “No hay artistas que hayan seguido este camino”, se lamenta el MC. “Sin embargo, ya se mira al rap como una nueva manera de mostrar la música brasileña. Al igual que en Río, esto pasa en Curitiba y San Pablo.”

Morocho incorregible –parafraseando a Borges–, el rapero brasileño domina perfectamente ese cruce entre la humorada y lo real. Más increíble aún: no entiende bien el español, pero lo poco que sabe lo usa para bardear durante la entrevista. “Nuestra primera vez allá fue ‘copada’. ¿Se dice así?”, pregunta con un tono que trilla lo naïf. Una vez que recibe el visto bueno, exclama con un agitado: “¡Isso!”. Y es que la comunicación –a cualquier nivel– es para Marcelo D2 una herramienta esencial.

“Ultimamente me cansé de mi blog, no le estoy dando mucha atención. Al principio sentía que debía parecerse más a un fanzine de los ‘70, por eso me había entusiasmado.” Idolo del cantautor de samba Zeca Pagodinho y entusiasmado con el nuevo disco de Arctic Monkeys (Humbug), D2 confía en que el futuro del hip-hop se encuentra en la mezcla. “En Brasil, siempre y cuando se fusione con la música brasileña, el hip-hop va a tener un camino largo para recorrer. Creo que la mezcla es el futuro del hip-hop en todo el mundo, especialmente luego de que la gente aceptara a éste como una expresión sonora más. Lo compararía con el punk en los ‘70. Musicalmente existen concepciones muy interesantes acerca del hip-hop; pensá además que es una cultura relativamente nueva. Actualmente la actitud es fantástica, tengo mucho respeto por todas las propuestas que continúan apareciendo.”

* Marcelo D2 e Iluminate tocan el sábado en El Teatro de Colegiales (Av. Lacroze y Alvarez Thomas). A las 19.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.