no

Jueves, 8 de julio de 2010

BOLAS NEGRAS > EL SUB-SUPLEMENTO DEL NO PARA SUDAFRICA 2010

Gambeta endemoniada

 Por Javier Aguirre

Ya no querés tocar el Mundial ni con un palo. Así de rápido se terminó toda la sarasa de la pasión, y desde el mismo momento en que la Selección quedó eliminada lo único que quisiste es que un agujero negro absorbiera todo, desde la viboreante pelota Jabulani hasta los otrora exultantes y jocosos enviados especiales de los noticieros, desde Shakira hasta los gorritos de arlequín, desde los jugadores que pelan gambetas en el césped hasta las chicas que pelan tetas en la tribuna. Que no quede rastro de todo esto, y que Sudáfrica 2010 sea sólo carne de archivo para TyC Sports. ¿El Mundial? ¿Qué Mundial? ¡A ningunear esa farsa!

Lo que no debería ningunearse, sin embargo, es la sensación de que hubo poderes sobrenaturales detrás de la eliminación argentina. No, la sospecha no tiene que ver con ese pulpo adivino que mufó a la Selección antes del partido con Alemania (adiós a la perimida frase de estar “meados por los dinosaurios” o “por los elefantes”, hola a la renovada “señalados por los pulpos”), ni tampoco con el supuesto poderío fúlmine atribuido a Mick Jagger que, como es sabido, hundió a cada equipo por el que hinchó: Estados Unidos e Inglaterra en octavos, Brasil y Argentina en cuartos (por las dudas, en adelante, cada vez que suena Satisfaction, habrá que tocarse el izquierdo; aunque, antes de quejarse del supuesto infortunio que irradia el frontman stone, piensen que peor le fue a Brian Jones).

La pista paranormal que explicaría la caída del equipo de Diego, según el Departamento de Espiritismo Futbolístico del NO, apunta al Tokoloshe, un demonio sudafricano de la tradición oral zulú. Es un monstruito peludo, mitad duende, mitad zombie, que se ocupa de ejecutar maldiciones, y las sagradas escrituras del rock no son ajenas a su accionar: en 1991, los Happy Mondays incluyeron un cover de la canción sudafricana Tokoloshe Man en su disco Live. Quizá lo habían conocido mediante algún tablero ouija de Manchester, o tal vez él se les había aparecido en alguna fiesta pastillera de los tiempos de “Madchester”, quién sabe. Lo inquietante es que, siempre según lo que en Internet consideran “creencia zulú”, este Tokoloshe resulta una mezcla del Pombero con un Freddy Krueger retacón, ya que ataca a las personas cuando duermen (el antídoto es colocar la cama sobre una pila de ladrillos que impiden que el duende se suba; en homenaje a este conjuro existe en Sudáfrica la banda de rock Bed on Bricks).

Y aquí va el dato que busca el hincha ávido de echar culpas por el fracaso mundialista argentino: las consecuencias del ataque del Tokoloshe están rigurosamente segmentadas por género y edad, ya que a los niños se los lleva, a las mujeres se las garcha, y a los hombres... les rasguña las piernas hasta causarles picazón y severas infecciones cutáneas. ¡Que alguien diga la verdad sobre la piel de las piernas de Messi y Tevez! ¡Que el médico de la Selección dé la cara! Y ya que estamos pidiendo, ¡que vuelvan los Happy Mondays a la Argentina!

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.