no

Jueves, 21 de julio de 2011

EL BALLOTTAGE Y EL ROCK

Arde la ciudad

Los ecos de la contratapa de Fito Páez en este diario, la bicicleteada del gobierno porteño a David Byrne, el uso sin permiso del tema de La Mancha de Rolando y un recital abierto en repudio a la política cultural PRO.

 Por Luis Paz

El pasado martes 12 de julio, Página/12 publicó en su contratapa una efusiva carta abierta de Fito Páez, en la que el músico rosarino expresaba sus sensaciones por el resultado de la primera vuelta, en la que el actual intendente Mauricio Macri quedó en primer lugar por el PRO, pero sin lograr la diferencia necesaria para ganarle en primera vuelta al candidato del Frente para la Victoria, Daniel Filmus. “Misterio”, “asco”, “repulsión” y otros conceptos de Páez alborotaron las redes sociales; y varios medios, especialmente los opositores, saltaron a intentar destruir a Fito.

Páez obtuvo apoyos y críticas también en el espacio 2.0. En Twitter, Andrés Calamaro aseguró: “Por supuesto que banco a Fito, que escribió en caliente como alguna vez hacemos todos”. El periodista Daniel Tognetti apuntó que “acusar a Fito de fascista por opinar (que le daba asco la mitad de Buenos Aires que votó a Macri) y haber tenido a Abel Posse como ministro de Educación me parece un exceso”. Vicentico también se expresó en esa línea: “La gestión de Macri es un desastre. Lo hecho por este tipo con la educación, con la salud y con el arte ha sido tremendo”, consideró el cantante, y aseguró que al intendente “claramente no le interesa la cultura popular”. El humorista Diego Capusotto también metió bocado: “Estoy abrumado por la tilinguería berreta de quienes gobiernan la Ciudad, gente que viene del ámbito empresarial, con toda esa estética de globos de colores tipo kermesse, a la usanza de los republicanos en Estados Unidos. Gente que cree que la Ciudad es una gran agencia de publicidad”, definió.

La polémica se replicó, pero no fue el único highlight de estos 15 días en los que se juega lo que ocurrirá en Buenos Aires los próximos cuatro años. Hace una semana, el músico escocés David Byrne llegó a Buenos Aires para presentar su libro Diarios de bicicleta. El ex Talking Heads llegó con ganas de firmar ejemplares de su libro, disertar sobre lo importante de una planificación urbana integradora y basada en la convivencia; y hasta con voluntad de responder las preguntas de su público. Pero se marchó muy confundido porque la presentación, organizada por Random House Mondadori (la editorial que aquí publicó su libro), fue ocupada por operadores PRO que convirtieron al encuentro cultural en publicidad sobre las ciclovías.

Mientras que cabe recordar el caso del afiche del PRO que utilizaba el logo de Sumo en una fotografía de campaña. Un día después de que el NO lo comunicara en una nota de Javier Aguirre, Ricardo Mollo y Diego Arnedo dieron precisiones en un comunicado oficial: “Nunca nos pidieron autorización y, de todos modos, si alguien lo hubiese hecho, de ninguna manera hubiésemos autorizado el uso de la misma para tan malintencionada operación”, por lo que pidieron la salida de circulación de esos afiches.

Otro músico que se sintió (por lo menos) inquieto respecto del actual jefe de gobierno, su partido y su campaña fue Manuel Quieto, la voz de La Mancha de Rolando. Es que en el festejo del PRO por la victoria en primera vuelta, el equipo de marketing del macrismo eligió su tema Arde la ciudad para musicalizar el evento, un tema que fuera compuesto como suerte de homenaje a aquellos que, durante el Mundial ‘78, luchaban por encontrar a sus familiares, compañeros y amigos detenidos-desaparecidos. “Macri, no uses Arde la ciudad, ¿no entendiste la letra?”, apuntó Quieto en Twitter, donde rebautizó al jefe de gobierno como “el impresentable Maurizio M”. De paso se solidarizó con Fito con contundencia: “Qué pena que sean tan boludos los porteños. Tienen el intendente que se merecen”. Arde Baires.

Por último, los anteriormente conocidos como Músicos Autoconvocados (que hicieran fuerza por el Régimen de Concertación para la Actividad Musical, Ley 3022), ahora llamados TRAMA (por Trabajadores Artistas por la Música en Argentina), y la asociación MECA (de centros culturales y sociales) convocan a una movida cultural de concientización de cara a la segunda vuelta, con el objetivo de desnudar la real política cultural del macrismo. Este sábado 23 se manifestarán en los parques Rivadavia, Lezama y Chacabuco, en las plazas Flores y Almagro, y en la Glorieta de Barrancas de Belgrano, con una convocatoria abierta a vecinos, músicos y artistas para realizar una jornada artística de protesta. Arde la ciudad, indudablemente, con su asco, con su misterio y con su furia. ¡A votar!

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.