no

Jueves, 3 de noviembre de 2011

UN PAIS ABORIGEN SOBRE EL RIO DE LA PLATA

“Nunca estuvimos tan bien”

¿Qué sale de la reunión de biólogos, docentes, relacionistas laborales, periodistas y empleados? Un grupo mestizo listo para ir de gira a Uruguay.

 Por Brian Majlin

El oxímoron País Aborigen remite, en lo teórico, a un lugar sin origen, arraigo o definición. Sin embargo, esta banda que tomó su nombre del libro Las venas abiertas de América latina, de Eduardo Galeano, encuentra su raíz en la comunión. Escriben sobre la búsqueda, sobre el devenir, sobre ir, llegar o seguir buscando, pero sus siete integrantes afirman: “Nunca estuvimos tan bien”. La conformidad con los logros se contrapone con la incertidumbre de sus letras, sobre la búsqueda y el desplazamiento, que en todo caso remiten a una indagación musical. El bajista Ariel Acuña, el más experimentado, señala: “El objetivo en común era tocar y divertirnos”.

No se conocían, pero un amigo de un amigo trajo a otro y la mezcla derivó en un crisol musical homogéneo, a pesar de su anarquismo compositivo. “No tenemos una forma: uno trae un arreglo, otro aporta lo suyo, otro escribe y, cuando se agregan los caños en el vivo, todo cobra otro sentido”, dice Sergio Tedesco, percusionista. Esas variaciones han encontrado su lugar en un primer disco combativo (País Aborigen, 2008) y un segundo con un corte más latinoamericanista (Donde quiera que vayas), publicado este año. “El combate quedó postergado porque ahora no conviene”, ríe Ariel Reinado, el cantante que asume su afinidad con este gobierno y su modelo vigente, pero que desliga a sus compañeros. Algunos son amigos cercanos, otros no, pero todos lo toman como referente para la consulta o la chicana. Y así el grupo se divierte y le canta, también, al placer.

“Estamos conformes. El disco nos da muchas alegrías. Es lo más cercano al profesionalismo que hemos vivido”, cuenta Gustavo García, saxofonista que se unió al grupo mientras terminaba el secundario. “Cuando él nació, yo ya tocaba”, alardea con humor el Ariel bajista. Todos quisieran vivir de la música, pero no alcanza y hacen otras cosas: docencia, biología, periodismo y relaciones laborales. “Es complicado para bandas medianas: no hay lugares o son excluyentes. Pero nos autogestionamos y no perdemos, a pesar del disparate que cobran por tocar”, suma Martín Piñero (batería).

Con la idea de girar por Uruguay y la costa en los próximos meses, todo es goce en la actualidad de la banda. Facundo Coria (trompeta), que no había emitido opinión, resume el sentimiento y emociona a todos: “Yo siempre decía: ‘Toco en una banda’. Por primera vez digo que es mi banda”.

* País Aborigen toca el viernes 4 de noviembre en Niceto Club, Niceto Vega 5510. Desde las 21, con Andando Descalzo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.