no

Jueves, 2 de febrero de 2012

LA EXPERIENCIA EDITORIAL DE LARP

Manga de emprendedores

La editorial creada por Fito Reyna, Juan Suzanne y Nicolás González se basa en el formato de la novela gráfica y ya publicó 52 libros del género “manga”.

 Por Luis Paz

Mientras en las grandes ferias de la literatura se replican debates en cuanto al mercado del libro en la era digital y en paralelo a discusiones varias –sobre soportes físicos más tecnológicos que el papel, derechos de autor, cultura global y la relación de doble reflejo entre los jóvenes y las artes producidas para nosotros–, un notable emprendimiento de un trío de jóvenes argentinos acaba de cumplir tres años y de darle un empujón a la teoría del long tail, que señala que la posibilidad de algún tipo de éxito comercial radica hoy en la producción para segmentos específicos de mercado. Larp, la editorial creada por Fito Reyna, Juan Suzanne y Nicolás González a fines de 2008, se basa en el formato de la novela gráfica y ya ha publicado 52 libros de ocho series mundialmente conocidas de manga.

Entre Nicolás y Fito le explican al NO que Larp es tanto la realización física de esa proyección comercial como una oportunidad de aportarle a un género que los apasiona. “El haber crecido con Los Supercampeones o Dragon Ball Z y revistas de mi viejo, como Nippur de Lagash, me dejó una fuerte marca”, admite Fito. E indica que el objetivo principal de esta editorial es “hacer llegar esas emociones a los demás” porque, como señala Nicolás, en el manga “uno se identifica con personas normales, no con superhéroes”.

Esto está claro en novelas gráficas como Death Note, Inuyasha o Monster, que no tenían edición local hasta la aparición de este novel sello; y que a la vez apelan a entretener y a generar valores culturales: “Hay manga de todo tipo, porque el manga no es un género sino un medio. Aunque cada uno de los títulos despierta intereses diferentes, los dirigidos a un público joven buscan transmitir valores y enseñanzas. No son aplicables a un uso pedagógico, pero dejan lecciones que vale la pena aprender”, remarca Fito.

¿Son, en definitiva, tan distintos valores como el honor y la amistad aquí que en Oriente? Para resolver el entuerto, Larp lanzó el año pasado el concurso Ymir de novela gráfica, con resultados que podrán ser vistos próximamente: “Recibimos casi 50 obras de distinta temática y de diversos estilos, de todo el país. Ahora viene el proceso difícil de la selección, para llegar a la publicación de un tomo colectivo. Lo que intentamos con Ymir es ver manga y novelas gráficas locales y no copias”, precisa Fito.

El editor, que no usa capa, ni espada samurai, no sale volando del debate y le aporta: “La tecnología cambia todo el tiempo. La imprenta mató a los manuscritos y la era digital probablemente acabe con el libro impreso. Pero no por un rato. La ventaja de llevar tu biblioteca en una tablet es genial, pero hasta que la tecnología no sea ubicua, los libros de madera muerta seguirán vivos”, juega con las palabras. No obstante, celebra la importancia de espacios como los blogs y las redes sociales, “donde los lectores realizan preguntas, hacen comentarios, cuentan sus experiencias y exponen sus preferencias sobre cientos de mangas, publicados aquí o no, editados por Larp o no”; y fundamentalmente los foros, que define como “un gran foco de discusión donde el intercambio de información entre los usuarios es mucho más grande y diverso que sobre el universo del manga”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.