no

Jueves, 11 de octubre de 2012

LOS TRES ALEGRES DUOS DE MARCO BUTCHER

El tío bizarro

“Nunca miro atrás, es una pérdida de tiempo”, asegura este exponente brasileño del modelo one-man-band que ya estaba acá cuando el punk llegó a Sudamérica.

 Por Julio Nusdeo

“Vivo de gira, lo cual es bueno porque me aburro si no toco”, argumenta Marco Butcher, multiinstrumentista brasileño, referente sudamericano del género one-man-band y ex miembro del explosivo trío de blues-punk Thee Butchers Orchestra durante el período 2000-2003, carga en la actualidad con tres proyectos musicales, todos dúos, siempre de guitarra y batería. “Me gusta mantenerlo simple. Si tenés algo para decir, no necesitás demasiado”, explica este músico que dedicó sus últimos seis años a profundizar los zumbidos primitivos, la reverberancia y los estallidos de su combo de guitarra y bombo. Uncle Butcher es el seudónimo que ganó de sus amistades, por estar hace ya largo rato en la escena. “Estaba ahí cuando la música punk llegó a Sudamérica, a finales de los ‘70”, se planta.

Desde 2006 y junto a Rob Kennedy forma Jam Messengers, dúo en el que oficia de guitarrista, con sus piernas sujetas al beat de bombo y hi-hat, acompañado en la voz por Rob K, “un intenso cantante de blues que viene de los primeros tiempos de la música punk en Washington”, presenta. “En 1975, junto a su banda Chumps, editó el primer álbum hardcore: Problem with Saxophones, antes de que la palabra hardcore se ligara a la música.” Lo de Jam Messengers es “boogie eléctrico”, dice Marco. “Se trata de realidad y de pasar un buen rato; sudor y martinis. Como mezclar Black Flag con Howlin’ Wolf.” La semana pasada editaron Kick Out!, su cuarto álbum.

Marco cruzó palabra por primera vez con Rob al entrevistarlo por The Workdogs, su banda de entonces, un proyecto del que participaron Jon Spencer y Kid Congo Powers, de The Cramps. Recién en 2003, luego que The Workdogs y Thee Butchers Orchestra terminaran, decidieron armar una banda juntos. La visita de Marco a Buenos Aires podría verse como un hiato del proyecto, pero en realidad es todo lo contrario: “Ambos estamos trabajando duro para armar nuestro próximo tour europeo, así que no estamos tocando, pero cuidamos bien de la banda”, tranquiliza, y explica que, además de sus presentaciones, grabará en los estudios Powerhouse, de su amigo Juan Cabrera, que registró parte del debut de Messengers, 24 Hours Songs.

Diferentes temas de conversación salen una y otra vez; músicos, tributos, ciudades, y Marco siempre aparece como alguien que no puede quedarse quieto: “Nunca miro atrás, es una pérdida de tiempo. Además nunca me sentí atado a ningún estilo o tipo de música. Mis habilidades para tocar son limitadas, lo que termina manteniendo mi música tan simple como es posible, sin definir mi estilo. Podría hacer un disco de hip-hop si quisiera. De hecho prefiero escuchar hip-hop a revivals de garage de los ‘60, lo cual es aburrido. ¡No me gusta la música que vive en el pasado!”.

* Uncle Butcher toca el sábado 13 en El Especial (Córdoba 4931) y el domingo 14 en la Casa Cultural Rechazando Coimas (pedir dirección en echazandocoimas.com.ar). A las 17.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.