no

Jueves, 27 de marzo de 2003

ARGENTUM, PURO INGENIO ARGENTINO

Tan pobre como nosotros

Es el primer juego de rol masivo de Hispanoamérica y fue creado en la Argentina por un estudiante de Informática. Una verdadera tribu de usuarios lo avala y practica con devoción. Bienvenidos a Argentum Online, la nueva estrella del cyberespacio criollo.

POR INA GODOY
“Argentum Online es un juego under y anárquico. No tiene dueño, es el juego del pueblo.”

Amparados por el uno a uno, los cybercentros cubrieron Buenos Aires para convertirse en escenario de una naciente comunidad local. Argentum Online es la nueva mascota de ese universo. El juego de rol masivo fue creado “a pulmón y sin un centavo de presupuesto” por un estudiante de Informática de la Universidad de La Plata, y resultó ser el primero de su especie en los países de habla hispana. Diseñado para poder acceder gratuitamente y con equipos de bajo costo, hace tiempo que AO se ganó un lugar entre los más jugados, pisándole los pies al consagrado y globalizado Counter Strike.
Al frente de Noland Studios, Pablo Márquez (23) es el responsable de un proyecto que superó ampliamente sus expectativas: “Fue increíble ver el impacto positivo que tuvo nuestro humilde juego porque, en términos tecnológicos, el juego es tan pobre como nuestro país”. También le cuesta creer que en los últimos tres meses el site haya registrado el paso de 95 mil visitantes, un dato escalofriante que aún mantiene a Pablo emocionado: “Es enorme la cantidad de gente que desea participar de la construcción de este mundo. Creo que le han tomado un cariño especial, que lo han adoptado como propio, hasta me animaría a decir que es el juego del pueblo y que lo que les atrae es justamente que no tiene dueño, es under y anárquico”.
En un amplio abanico de edades que va desde los 8 hasta los 25, y enarbolando una serie de ideales como la cooperación, los buenos actos y el encuentro, los usuarios de AO se valen de su participación en el juego para –básicamente– darse a conocer y establecer nuevas relaciones. Así es como a esas catedrales florecientes que son los cybercentros se fueron sumando bares y parques, en los que un grupo de participantes se reúne para jugar al fútbol, comer un asado y revisar las novedades más urgentes de lo que, para ellos, es aquello que de verdad importa.
Esto es igual que el bar, el pool, el quiosco o los fichines. El internetorio es un lugar de reunión donde los amantes de los juegos en red concurren a diario y la llegada de AO a esos antros –en su mayoría sucuchos oscuros, abiertos a las tres de la madrugada o las diez de la mañana– marcó el nacimiento de La Comunidad Argentum.
La propuesta concreta de lo que resultó ser el primer MMORPG de Hispanoamérica (Massively Multiplayer Online Role Playing Game o Juego de Rol On Line Masivo Multijugador), parte de una estructura sencilla, en la que el punto fuerte no tiene nada que ver con lo visual –de aspecto más bien rústico– y donde la mayor atracción para los participantes reside en la posibilidad de establecer relaciones entre sí. “Lo mejor es conocer gente, primero a través de los personajes, chateando y después, si hay onda, en persona”, asegura Martín (16) desde el cyber de su barrio. Esa inquietud llevada a mayor escala inauguró los encuentros más numerosos y estables que se llevan a cabo entre los miembros de esta Comunidad, como las cenas en un tenedor libre –donde llegan participantes de Córdoba o Mar del Plata–, o los sabáticos encuentros en Parque Sarmiento. Allí, los más acérrimos usuarios se reúnen, comen asado y juegan al fútbol, en un escenario verdaderamente ecléctico: remeras de Los Piojos, tatuajes, piercing, skaters, cabelleras rojas, verdes, azules y un amplio resto, conviven junto a las parrillas, donde se habla un dialecto de estrategias y barras invertidas que es realmente impenetrable, al menos para quienes no saben nada de todo esto.
De la estirpe de los que trasnochan y permanecen largas horas frente a la pantalla del cyber, nacen líderes como Martín (16), el encargado de instalar Argentum Online en su internetorio amigo. Martín parece una mezcla de mago y personaje de animación, que deambula por el localrespondiendo a las demandas de sus apóstoles y compitiendo a un nivel inalcanzable, Martín es una muestra fiel de su especie: no hay en él rastros de familia y toda su actividad parece limitarse a lo que sucede dentro de esas cuatro paredes. Muchos como él hacen mérito, pero, ¿cuál es la máxima aspiración de un Ciudadano Argentum? “Llegar a ser un GM”, dice Martín, sin titubeos. Como él, todos quisieran formar parte del preciado tribunal de Game Masters, donde unos 15 usuarios funcionan como auténticos semidioses o grandes consejeros del Mundo Argentum. Horacio (23) es uno de ellos y en sus gestos sobra orgullo cuando explica que “para ser un GM, se evalúa la trayectoria en el juego, es imprescindible tener una participación cooperativa, de ayuda a los compañeros. Los GM’s somos buena gente, personas de bien, que no hacemos actos de corrupción”.
Por estos días, Noland Studios está preparando nada menos que AO 2, una versión mejoradísima de AO y en eso radica la mayor recompensa que un GM como Horacio puede obtener, participando como miembro activo del nuevo proyecto. “Estamos trabajando en esta nueva versión junto a Pablo Márquez –creador del AO–, un ex usuario que actualmente financia el juego y yo.”
En argentumonline.com.ar abundan los comentarios sobre la llegada de AO 2 y los más impacientes pueden ver algunas novedades de la versión mejorada entrando a ao2.com.ar. Aunque ya se sabe que seguirá siendo de acceso gratuito e irrestricto, con la posibilidad de un abono mensual mínimo para un acceso premium, y que se espera que la cantidad máxima de jugadores en simultáneo –actualmente de 400 participantes– pueda ser duplicada. El 10 de diciembre se cumplió un año de la existencia del Argentum Online. Mientras tanto, La Comunidad espera ansiosa la llegada del Nuevo Evangelio Digital. No es exagerado decirlo en estos términos.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared