no

Jueves, 8 de mayo de 2014

FILHOS NUESTROS, EL SUB-SUPLEMENTO MUNDIALISTA

La main de Dieu

Un neurocientífico francés grabó un tema sobre el gol de Maradona para un compilado en casete. ¿Raro? Raro fue lo del Diego.

 Por Juan Ignacio Provéndola

Desde Caen, Francia

La primera vez que Fabian sintió en su cara el inconfundible ardor de la injusticia fue a los ocho años, cuando Alemania remontó un 1-3 en tiempo suplementario y ganó la primera definición por penales de los Mundiales, dejando afuera de España ‘82 a una de las mejores selecciones francesas de todos los tiempos. Cuatro años después, su país volvió a quedar afuera en semifinales y mandó al museo a la generación de Platini con todo el bronce, pero ninguna Copa. Sin embargo, de México ‘86 conserva un recuerdo inspirador, más allá de las banderas. Y que, tres décadas después, convirtió en canción para Wootball 2014, un casete (sí, un casete) que el sello normando Wewant2wigoler acaba de editar con 22 libres composiciones inspiradas en los Mundiales. “Me gusta por tantos elementos dramáticos como el genio de Maradona, hasta en la trampa, el inexplicable error del árbitro y, finalmente, la intervención divina. Era perfecto y me dio el título de la canción”, explica Fabian, autor, claro, de La mano de Dios, que incluye el relato de Víctor Hugo Morales, porque “se mezclaba bien con la música y desprende una energía que se recibe más allá del idioma”.

Fabian Docagne es investigador neurocientífico y estudia la esclerosis múltiple. Tras recibirse en Francia, fue a especializarse a Inglaterra y a España, donde se hizo fanático del Atlético de Madrid. “Vivía cerca de la cancha y su ambiente era incomparable, con la identidad prole del club, la fama sufrida del equipo y la entrega de la gente”, cuenta. Mucho antes, Fabian había aprendido a tocar varios instrumentos. Primero, el bajo, para tocar en un grupo “con el principal propósito de atraer chicas”. Hoy vive con tres: su esposa murciana Marina y sus hijas francoespañolas Lola y Cloé. En su casa tiene un cuarto con los instrumentos que toca, y también con los que crea. Entre guitarras, bajos y un teclado hay un berimbao hecho con ramas de avellano y una botella de soda, un xilofón con macetas y algunas percusiones de su manufactura. Todos al servicio de Minus!, la “one man band” con la que grabó La mano de Dios.

“Tuve todo tipo de conjuntos: uno medio pop smithero, otro inspirado en Mano Negra y hasta toqué el cajón en una formación de flamenco. Con el tiempo fui desarrollando una idea tan precisa que no dejaba ningún margen de maniobra a otros músicos. Me di cuenta de que me volvía un verdadero dictador, entonces preferí montarlo solo”, dice desde Caen, capital de Normandía y ciudad fundamental del histórico desembarco que resolvió la Segunda Guerra Mundial en favor de los aliados en el siglo pasado.

Minus! tiene dos discos disponibles en Bandcamp que cada tanto toca en vivo, montando su set de instrumentos y generando loops que luego superpone. Un método que también aplica cuando compone canciones tales como la oda al primer gol de Diego contra Inglaterra en México ‘86: “Creo al mismo tiempo que grabo, armando un collage con pistas apiladas. Me inspiro en la filosofía Gestalt y su principio de que el Todo es diferente a la suma de las partes. Me dejo llevar por el instinto y el azar. Es una manera muy retorcida de regresar a la inocencia, la ausencia de prejuicios, la espontaneidad y la independencia de ideas que tienen los niños al dibujar”.

La mano de Dios es la primera canción de Wootball 2014, que también está disponible en Soundcloud. A esta altura, el fútbol como inspirador de la música parece más una obviedad que una novedad. Fabian, como buen científico, va un poco más allá: “Cuando Maradona mete ese gol con la mano, no creo que lo haya planeado. Ni tampoco cuando marca el segundo gol, de leyenda. Sigue su instinto y se deja llevar por la pelota más que llevarla él; ahí está su genio. Y creo que sólo siguiendo el instinto uno se puede atrever a seguir pistas nuevas y, al final, crear algo. Esa es la verdadera conexión entre el fútbol y el arte”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared