no

Jueves, 20 de agosto de 2015

PAUL SMITH, DE MAXïMO PARK,SACO OTRO DISCO SOLISTA

“Es bueno tener un misterio con tu obra”

Grandilocuente y autoindulgente, refriega en Contradictions su acervo literario.

por Joaquín Vismara

Antes de dedicarse a la música, Paul Smith ocupó gran parte de su vida adulta en estudiar Letras. “Cursé Historia del Arte y Lingüística, y cuando me gradué quería hacer un master en algo completamente diferente, así que estudié literatura y poesía norteamericanas de posguerra”, dice. Su idea era dedicarse a la docencia y la investigación, pero pasó a segundo plano cuando un conocido lo invitó a ocupar la vacante de vocalista en el grupo que acababa de formar, Maxïmo Park. Allí, Smith pudo soltar su vocación literaria, usando como telón de fondo sonoro una amalgama entre la new wave y el post punk. Sus letras hacen uso y abuso de su vocabulario amplio y enrevesado, en donde las referencias a sus autores favoritos se cruzan con frases autorreferenciales y grandilocuentes.

A poco más de un año de Too Much Information, el último trabajo de Maxïmo Park, Smith decidió probar suerte por su lado con Contradictions, su segundo disco solista. “Algunas de las canciones no encajaban con lo que veníamos haciendo. Somos bastante democráticos como banda pero, por más que trabajamos algunos de esos temas, no había consenso. Ahí me dije: ‘Estas las voy a guardar porque hay cosas buenas’”, explica con poca modestia desde su Newcastle natal.

Lejos de apresurarse, Smith se encargó del disco en los ratos libres, y eso hizo que el proceso le demandara cuatro años. El resultado es bastante menos efervecescente que el grupo que lidera, con una cuota importante de intimismo. “Escribo en mi cuarto, y muchas canciones ya estaban terminadas ahí. Temas como Fill in the Blanks tienen una onda medio Sun Kil Moon o Red House Painters, así que con ponerles una batería y un bajo ya era suficiente”, detalla.

A pesar de girar en gran parte en torno a canciones en su mínima expresión, la grandilocuencia de Smith se hizo presente al momento de anunciar la aparición del álbum. A través de un comunicado, afirmó: “Sólo quiero publicar música que sienta que agrega algo nuevo al mundo, por más pequeño que sea su aporte, y Contradictions sigue ese concepto”. Con el álbum recién llegado a las bateas locales vía Ultrapop, explica: “Cuando escuchás las canciones se sienten frescas, nuevas. Escucho canciones en la radio y pienso cosas como ‘Ya existió Oasis, no intentes hacerlo de nuevo’ o ‘The Who hacía eso en los ‘60, ¿por qué lo hacés ahora?’. No necesita ser algo radical o una música completamente nueva, basta con que una canción se sienta genuina”.

No es la primera vez que Smith les marca la cancha a sus colegas. Hace unos años, fue noticia en la prensa británica al sostener que las bandas que no incluían las letras de sus canciones en el arte de sus discos no tenían nada para decir. “Estoy menos insistente en comparación a entonces, porque es bueno tener un misterio con tu obra”, dice. Esa militancia, asegura, la heredó de su formación académica. “Leía mucho a Frank O’Hara y F. Scott Fitzgerald, y me influenciaron mucho para nuestro segundo álbum. Me hicieron pensar ‘OK, esto va en serio, soy un compositor de canciones y va a haber gente atenta a lo que diga o escriba’. Miro las letras después que las escribo y me fijo si me parece que tienen algún valor al lado de la música. Siempre tienen que encajar juntas.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared