no

Jueves, 20 de agosto de 2015

MALEZA EN LOS SENDEROS DEL BIEN

Al fin sucede

Luego de 20 años, el combo reggae publicó su resistente y pujante debut.

por Santiago Rial Ungaro

El ciclo de la vida de la flor del cardo es simple: nace, se pone verde, se pone fucsia, se seca, se abre y sale un panadero que reparte semillas por todos lados: “Esa es la idea de la banda: siempre estar creciendo”, afirma Mariano Belgrano, cantante y líder de Maleza. haciendo referencia a la humilde imagen de la tapa de La sepultan y resiste. Grabado por Jerónimo Escajal en estudios DDR, tanto la mezcla como la gráfica fueron hechas por Guillermo Bonetto y hubo teclados de Claudio Illobre, ambos de Los Cafres.

Luego de dos décadas apenas interrumpidas entre 2009 y 2010 por el regreso furtivo de T.H.C, la banda anterior de varios de sus integrantes, Maleza se convirtió en una banda legendaria que supo crecer con sigilo sepultada bajo las vicisitudes de ser una banda popular, pero inédita. Y eso transmite La sepultan y resiste: un puñado de canciones resistentes y pujantes. Luego de superar la piratería (sus primeros demos fueron publicados sin consentimiento de la banda), el efecto Cromañón, proyectos de discos fallidos y los inevitables cambios de formación, es muy probable que el segundo disco de Maleza vaya a tener otros tiempos.

Martín Muniagorri, guitarrista y productor junto al trompetista Leandro Merli, señala a su cantante con un respeto inusual: “A Mariano también lo sigue mucha gente de la época de T.H.C, de hecho hacemos temas de esa época. Desde que empezamos que siempre hay gente esperando y palpitando cada show”.

Maleza toca reggae con el oficio que dan más de dos décadas de crecimiento y suenan ajustadísimos, alejándose del sonido roots con un dramatismo y una seriedad que recuerdan a bandas como Steel Pulse o Burning Spear, pero con su propio sabor. Mariano: “No buscamos parecernos a una banda, pero debe haber influencias de Black Uhuru o The Clash. Nos encanta el reggae jamaiquino pero también el inglés o grupos ska viejos como The Specials, The Selecter, cosas que escuché de pendejo y que me gustaron. Y de ahora nos gusta Sig Ragga”.

Con la majestuosidad que da la simplicidad, los Maleza (Belgrano, Merli y Muniagorri más Ignacio de la Canal en bajo, Marcelo Huck en batería, Diego González en percusión, Alejandro Pozo en trombón y Emiliano Puñales en saxo tenor) han superado la prueba más difícil y exigente: la del paso del tiempo. Pasan las generaciones y el público de la banda se multiplica con los hijos de sus primeros seguidores.

“Quedaron muchas canciones afuera, pero entre las que elegimos creíamos que podíamos armar un buen disco”, dice Mariano Belgrano, prócer de un estilo hasta ahora increíblemente inédito: el debut tardó décadas en ser compuesto, lo que trae a la memoria otras dinámicas de otras eras, cuando una banda sólo hacía un disco cuando tenía un repertorio curtido y testeado en vivo.

La ayuda en la mezcla de Bonetto, antiguo camarada de las épocas de T.H.C no es casual: en el último show junto a Los Cafres, llamaba la atención la cantidad de público que había ido a ver especialmente a Maleza. Martín: “No nos sigue solamente gente de la tribu del reggae, hay muchos que capaz son más del rock y de hecho nosotros compartimos fechas con bandas de rock”. Leandro: “El punto fuerte de la banda son las canciones: las letras generan mucha identificación en la gente, y eso genera esa fidelidad del público”. No es descabellado pensar en que Maleza se expanda vertiginosamente: es el ciclo natural de estos indestructibles matorrales sureños.

* Viernes 18/9 en Samsung Studio, Pasaje 5 de Julio 444. A las 20.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared