no

Jueves, 3 de septiembre de 2015

NAHUEL BRIONES COMANDA EL CRUCE DE LOS UNDERS

Elogio de la diversidad

Con producción de Jorge Alvarez y 50 músicos invitados, el compositor halló las canciones exactas.

 Por Julia González

Hacía unas semanas había llegado Jorge Alvarez (productor y fundador del emblemático sello Mandioca) a Buenos Aires tras vivir más de 30 años en España. Fue al banco y el primo de Nahuel Briones lo atendió, relacionó su nombre con el de Pappo y no dudó en preguntar. “Fue muy loco lo de Alvarez; llegó a mi vida de una manera muy random”, dice Briones, quien luego se contactó con el empresario y comenzaron a producir su segundo disco, El cruce de los unders, en 2013, dos años antes de su muerte. Entonces, y luego de haber editado Pera reflexiva en 2010, el cantautor ya tenía listo su próximo material. No sabía que el productor tiraría todo para atrás y volvería a barajar.

Alvarez creía que tenían que seguir buscando las canciones exactas. “En realidad, no tenía ganas de verme porque el disco no le había gustado. Pero le insistí. Vino y me estuvo tratando mal una hora sin razón”, cuenta Nahuel, y deja en evidencia la personalidad de uno de los responsables del comienzo del rock en Argentina. Hasta que le dijo: “Mostrame algo nuevo”. Nahuel le hizo escuchar Serenata, el track que abre el disco. “Este tema es increíble, hace años estoy buscando algo así”, dijo Alvarez. Y sellaron una amistad creativa, laboral y también de padrinazgo.

Alvarez consiguió que Briones fuera a Barcelona para trabajar las dos primeras canciones del álbum. “Con ese viaje y su producción crecí muchísimo. Lo que tenía era que te trataba muy mal, siempre era tu jefe malo y todo lo decía con una soberbia increíble. Pero supe aprovecharlo. Quizás a los de mi banda les parecía insoportable y cuando empezaba a hablar se iban. Yo escuchaba todo lo que decía, hasta lo que más me dolía.”

El cruce de los unders es el corolario de una selección exhaustiva de 15 canciones de entre 200. Dos años le llevó crearlo y ensayarlo, tras haber depositado la confianza en el productor. Lado A y lado B separan el disco, que tiene composiciones orquestadas, un vals, música electrónica, un hipercandombe, temas catárticos más pesados y algunos románticos en los que participan más de 50 músicos invitados, como Sergio Dawi, Antonio Birabent, Pablo Dacal, Fernando Kabusacki, Ensamble Chancho a Cuerda, Carolina Basso o Nico Canedo.

Con guiños a Joy Division y Radiohead, Briones apunta a la diversidad. “El nombre es un poco un chiste pero es algo real; hay invitados de distintos tipos de unders. Todos los artistas hablan del under como un grupo chico de pertenencia de una cantidad chica de artistas. Es muy difícil encontrar alguno que se relacione con otros grupos de gente”, dice Nahuel. Después de todo, se lleva mal con las catervas cerradas porque sólo lo conducen al aburrimiento y siente que sólo hacen cosas para ellos. “En el momento en que empezás a cruzarte con gente nueva, empezás a crecer”, dice. Y tal vez sea una analogía de este cruce de diferentes afluentes que en el disco resulta una exquisita recapitulación de pluralidad.

* Viernes 4 Caras y Caretas 2037, Sarmiento 2037. A las 20.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.