no

Jueves, 17 de septiembre de 2015

IBIZA PAREO, REVELACION DEL INDIE DANCE LOCAL

Reinas danzantes

Su flamante y maravilloso debut condensa ritmos con la filosofía Abba.

 Por Yumber Vera Rojas

Esta entrevista con la banda revelación del indie dance argentino, café de por medio, sucede mientras el barrio de Villa Crespo despierta. Pero las Ibiza Pareo no siguieron de largo, sino que Ani Castoldi, integrante de la dupla, sale a trabajar bien temprano. Lo que no le pesa a la rubia del tándem, aunque el hábitat natural de su música se asome con la puesta del sol, porque es “re mañanera”, así como las canciones de su maravilloso disco debut, titulado igual que el dúo y lanzado este mes. “La inspiración solar es importante”, afirma la artista que dio vida al grupo en complicidad con su media naranja en el amor y el baile, Marina La Grasta. “Terminar con nuestros otros proyectos (NdR: Rumanians, que llevo adelante con su hermana, y Yilet, creado por Marina), nos dio libertad para que lo que viniera estuviera abierto a cualquier forma. Viviendo juntas, y teniendo una sala propia, era natural que pasara”.

A partir de la germinación de Arido espejismo, que estrenó el repertorio del laboratorio sonoro a fines de 2013, Ibiza Pareo enarboló un delicioso álbum, coproducido por Ismael Pinkler (Carisma, Mezcla), que repasa la evolución de la música dance en las últimas cuatro décadas. “Decantaron muchas cosas que escuchamos”, explica Castoldi, cuyo proyecto se abocó al baile en formato de banda. “Nos encanta el balearic beat porque puede pasar de algo housero a Paco de Lucía. Este disco es como musicalizar una tarde: metés un montón de estilos, pero con sensibilidad.” Aunque Marina, la morocha del binomio, subraya: “No nos atamos a ningún género. Hacemos la música que nos gusta.” Lo que da pie para que su compañera revele su principal oráculo musical: Abba. “Björn decía que no les importaba hacer un tema arriba u otro lento siempre y cuando sintieran que era una buena canción. Y nosotras seguimos eso.”

Además de apologizar la pista, las canciones de Ibiza Pareo son polaroids de la cotidianidad. “Somos nosotras”, enfatiza Castoldi, quien organiza la fiesta Dengue Dancing. “Nos encantan las letras, aunque sean cortitas. Las tenemos sentidas. No es algo que hicimos para rellenar una melodía.” Y esa pluralidad no sólo se circunscribe a su propuesta, sino que se extiende a sus shows. “No estamos asociadas a ninguna escena”, apunta La Grasta. “Nunca sentí que lo queer tuviera que ver con la música”, dice. A lo que su pareja añade: “Si bien los artistas pueden quedar encasillados en un solo circuito, es lindo trascender. Es lo que hacemos.”

Por eso, la dupla representa una garantía para la reivindicación de la cultura del club. “Ir a un lugar donde hay miles de personas empastilladas no se me ocurre”, advierte la rubia. “Pero capaz voy a una fiesta con 15 personas, en la que entiendo la música de una forma profunda, y lloro.”

* Sábado 19 en la fiesta Trip Pop, Gascón 104. Desde las 23.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.