no

Jueves, 12 de noviembre de 2015

LOS ANTIGUOS Y EL DEBATE SOBRE EL ROCKER MILITANTE

“El rock debe decir lo que tiene para decir, gobierne quien gobierne”

Teorizan sobre el rol social del rock. Invierten en la banda todo lo que recaudan con discos y remeras. Y su nuevo álbum suena como un volcán en erupción.

 Por Santiago Rial Ungaro

Cuando el violero de Los Antiguos, David Iapaluzzi, logró sacar su Gibson Flying V negra de la aduana tras un año de espera, se encontró con un membrete donde el FBI “explicaba” la demora: “Guitarra construida con madera prohibida”. Madera prohibida es también el nombre del segundo disco de Los Antiguos y suena como la erupción de un volcán, o como la caída de un meteorito.

Con su aspecto de rocker-melalúrgico y profeta, Pato Larralde recibe en la sala de ensayo los saludos de otros músicos. Sus palabras resuenan con la autoridad que tienen los que dicen lo que hacen y hacen lo que dicen: “El rock no tiene que enrolarse, porque nuestro partido es el rock”, dispara y siguen apareciendo pibes a quienes les cambia la cara en cuanto lo ven. Con apenas dos discos editados, Los Antiguos es una suerte de súper-grupo que casi eclipsó a sus otros proyectos, Cruz Diablo, Avernal y Sauron: “Queríamos hacer algo para divertirnos, pero siempre notamos cierta expectativa”, admite. “El disco lo grabamos y lo masterizamos en los Estados Unidos, todo a partir de la autogestión de las remeras y los discos, es guita del rock que usamos siempre para reinvertir en la banda”, destaca, mientras su hermano José Blas Larralde lo espera en la sala para ensayar con Sauron, que ya tiene más de 24 años de vida. Pato se enfervoriza al recordar cuando zaparon con Junior Castello un tema de Aeroblues o cuando habla de Alejandro Medina. Y aunque el orgullo familiar le sale por los poros, intenta no chapear con el apellido Larralde: “Ser el nieto de Don José, el sobrino de José y el hijo de Hugo me llena de orgullo. Pero no tocamos pito de eso”. Claro que su lírica visceral y profética lo delata: “Qué feo que se está poniendo/ con tanto resentimiento/ si no estás de ese lado/ estas desterrado”, cantan en XX. Pato Larralde es oriundo de Huangelen, Coronel Suárez. “Siempre volvemos allá, con Sauron hicimos un disco sobre leyendas del campo argentino. El nombre del grupo es porque todas las culturas y tradiciones siempre hacen referencia a algo sobrenatural que viene de los cielos, aunque siempre intentamos que nuestras letras hablen de cosas cotidianas. Y además no sé ni abrir una computadora (sic)”.

La conexión de los Los Antiguos con el Stoner Fest tiene algo ideológico: “A los 11 años escuché Machine Head y me cambió la vida. Ahora veo que el metal bastardeó en su momento al rock sinfónico y progresivo, pero se lo terminó fagocitando y lo metió en su música. Nosotros en nuestro ADN tenemos a Vox Dei, Pappo’s Blues, Aquelarre, Manal, El Reloj, Los Natas y ahora a bandas como Poseidótica, uno de los máximos exponentes del rock pesado argentino, que es único en el mundo: fíjate que una banda grossa de rock norteamericano como Clutch hizo un cover de Algo ha cambiado, de Pappo. El rock es una institución dentro de la sociedad. Es como la Justicia: el rock tiene que impartir lo que conoce y decir lo que tiene para decir, gobierne quien gobierne”.

* Los Antiguos, junto a Sauron, Poseidótica, Sutrah y Banda de la Muerte tocarán el sábado 14/11 en Vorterix, Lacroze 3455. A las 18.30.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.