no

Jueves, 23 de junio de 2016

MAL PASAR, UNA FORMA DE MILITANCIA

“Hacemos política desde la música”

Forjados en el anarquismo, estos tipos de fábrica y docencia van por su séptimo disco.

“Vacaciones en el cementerio es lucha de clases desde que empieza hasta que termina”, dice Carlos “Gaviota” Sassone, cantante y bajista de Mal Pasar, sobre el séptimo disco de la banda, cuyas quince canciones presentarán en un show que repasará también sus 20 años de historia, acompañados de vientos, violines y algunos viejos amigos que hicieron en el camino. “Creo que todo lo que nos rodea sucede a partir de hechos políticos. Y nosotros hacemos política desde nuestra música, para nosotros es una militancia. Seguir defendiendo este espacio y sacando discos en los que hablamos de nuestras vivencias y de cómo pensamos es hacer política.”

Detrás de la batería de la sala de ensayos que comparten en Villa Santa Rita reluce una inmensa bandera del País Vasco, donde giraron con Evaristo Páramos, ex líder de La Polla Records. Allí sentados, los cuatro integrantes de Mal Pasar relatan la intensa grabación de Vacaciones en el cementerio. Llegaron al estudio del productor Mario Breuer con más de 50 canciones. Armaron el set de grabación en una tarde, se sentaron a beber y a tomar decisiones, y al día siguiente grabaron el disco en vivo, en menos de ocho horas. “Mario estaba flipado, no lo podía creer”, dice el guitarrista Mariano Winitzky. “Su presencia fue clave. Al no tener compromisos con las canciones, nos fue marcando el camino. Los productores o te solucionan los problemas o te hacen separarte. El nos solucionó una banda de problemas, y eso se refleja en el sonido que logramos.”

En el recorrido que plantea el disco, esta banda de músicos que forjaron sus ideas en la militancia anarquista, y que trabajan en fábricas y como docentes, se hace una pregunta vital que se explicita en el tercer tema, La libertad. "Sin que lo exijas, sin que lo piense / sintiendo todo, te doy la vida / No quiero nada, ni me lo pidas / vengan con todo, te doy mi vida", cantan en un esbozo de respuesta en el que la libertad parece ser una entrega total en la que no se espera nada a cambio.

“Tenemos un privilegio, y es que no vivimos de la música. Nosotros laburamos. Eso te da un montón de libertad para decir en tus canciones lo que sentís realmente”, asegura el baterista Damián Sassone, gemelo de Gaviota. “Pero creo que lo profundo de la libertad está en que no hayan diferencias de clases, injusticia social, hambre, explotación. En los ‘70 estuvieron los milicos, en los ‘80 y los ‘90 inundaron las calles de falopa, y ahora te entretienen con tecnología. Por eso tratamos de generar conciencia desde lo que cantamos”, dice el guitarrista Marcos Cassettari. “Pero no hay que volverse dogmáticos. Tratamos de jugar a pesar de lo mal que la podemos pasar todos los días. Estamos en un juego muy caro y los boletos siempre los tienen los otros, pero estamos acá y tenemos que seguir jugando.”

* Viernes 24/6 en Niceto Club, Niceto Vega 5510. A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.