no

Jueves, 3 de noviembre de 2016

PILOTOS MIRA AL FRENTE POR VISOR RETRO

“QUEREMOS QUE LOS SHOWS SEAN MEMORABLES”

 Por Santiago Rial Ungaro

Es jueves a la noche y en el escenario Pilotos están rompiéndola: mientras Facundo Iñigo y Santiago Tato (guitarras y voces), Tomás Ohanian (batería) y Martín Giani (bajo) interpretan las canciones de Visor retro, su segundo disco, en el público se ve a sus amigos de Turf arengándolos y a muchas chicas lindas, mientras algunos cuchichean que Charly García ya está en el Teatro Caras y Caretas, dispuesto a sumarse a la festichola: “Creo que en los shows se genera una química entre el público y la banda, y quizá eso sea más importante incluso que el disco. Queremos que nuestros shows sean memorables”, comenta Iñigo desde su cueva, rodeado de pocas cosas pero importantes: un par de guitarras, algunas fotos de Beatles y Tanguito, una cama y las cajas con los ejemplares de Visor retro, discazo producido por Nicolás Ottavianelli y Fernando Caloia (ambos en Turf).

Pasaron tres años entre su debut y este nuevo disco, y se nota: Visor retro potencia tanto el talento melódico de Facundo como el pulso rockero de una banda que a pesar de su juventud tiene cientos de shows encima: “Lo primero que hicimos fue buscar la estética de este disco. Los temas ya eran más cercanos a bandas brit pop como Oasis, Spiritualized, Blur, Supergrass, Primal Scream o The Soup Dragons. Yo tengo 26 años pero empecé a tocar guitarra a los 15 con Nico y Fernando en Ríspico, que conocen a esas bandas porque son de esa época, y me enseñaron mucho, fue como un curso acelerado de rock, son como mis hermanos mayores”.

Tal es así que hace unas semanas Facu reemplazó a Joaquín Levinton, accidentado en el brazo, como guitarrista en Turf: “Ellos también son una referencia porque los vi varias veces y la pasás bien en sus shows y nosotros también buscamos eso. Quizás no es nuevo lo nuestro, aunque sí es música nueva para nosotros: son canciones. A veces siento que me quedé en el medio, que soy como un viejo joven. No busqué adaptarme a la música nueva”, analiza despreocupado mientras prepara unas hamburguesas.

Visor retro (excelente la tapa de Ezequiel de San Pablo) muestra un lado más romántico y con baladas rolingas como Las horas o la agridulce No estabas ahí, aunque temas como Visor retro dejan claro que los chicos aún quieren rock: “En el primer disco sufrimos un poco el prejuicio de ser una banda de rock y no hacer rock ‘indie’, sin querer bardear a nadie. En un principio quisimos hacer una banda de rock que esté buena, no como esas bandas que se llaman “La algo” y capaz que suenan así nomás: que sea rock & roll pero bien tocado, buenos temas. Cuando voy a ver bandas indies no me transmiten mucho, pero eso es por gusto musical. Yo no quiero ser indie: quiero ser popular”.

* Jueves 8/12 en El Emergente, Acuña de Figueroa 1030. A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: CECILIA SALAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.