no

Jueves, 7 de marzo de 2002

Todo x 1,99

DISCOS, CONTRA TODOS LOS MALES DEL PAIS
Alta Infidelidad

Bad Religion - The Process of Belief (Sum Records)
La vuelta del cantante Greg Graffin era lo mejor que le podía pasar a Bad Religion. Bueno, eso y retornar a su sello original (Epitaph, propiedad de Graffin), desde donde estableció algo así como la tabla de los mandamientos de cualquier banda hardcore punk que se precie de tal. El grupo pisa sobre terreno conocido en este álbum (riffs potentes, melodías pegadizas, batería a mil y letras sobre la alienación que provoca el mundo moderno), pero eso no lo hace menos disfrutable. Sobre todo porque hay canciones muy buenas, como “Epiphany” y la aceleradísima “Supersonic”. Parece mentira que Bad Religion ya tenga más de dos décadas de trayectoria, porque suena con las ganas intactas. R.C.

Federico Gil Solá - Leaving las vergas (Tocka Discos)
Siempre había quedado pendiente, al menos hasta este momento, la incógnita ¿qué hizo Gil Solá después de Divididos? Pues bien, he aquí la respuesta. Dieciocho canciones y derivados, que flotan entre el rock de guitarras y el guiño folklórico, siempre movilizadoras desde sus letras. Ocurrentes, irónicos, casi surrealistas, los textos que acompañan la música –casi toda grabada y tocada por el baterista– elevan el promedio de la obra y lo sitúan en un terreno hoy prácticamente inexplorado por el rock, a no ser por... Divididos, justamente. No deja de flotar, mientras se escucha este buen disco de un buen músico argentino, la idea de continuación conceptual del soberbio La era de la boludez. Aquello imprevisible y misterioso que hizo de aquél una obra cumbre del rock argentino. Leaving... no lo es, claro, pero sí se le anima a la comparación. Vale. E.P.

ALLY MC BEAL VUELVE A LA TELE
Cambio de figurita

Joven argentina: ¿cambiarías a Robert Downey Jr. por Jon Bon Jovi? En todo caso, tachar el que no te guste como candidato, porque quien sí cambió figuritas es la siempre inquieta y problemática abogada treintañera Ally McBeal. Downey era el doctor que había conquistado su corazón a comienzos de la temporada pasada, pero duró poco (igual que la suerte del actor, que volvió a ser acusado de tenencia de drogas). En el nuevo año, Bon Jovi es Victor Morrison, el nuevo amor de la flaquísima Calista Flockhart. Como es habitual en la serie, las cosas no resultan fáciles de encarrilar. Por lo pronto, les llevará más de un capítulo tener su primera cita. Además, la dama deberá enfrentarse a sus dos nuevos estados dos: ser madre y socia del estudio para el que siempre trabajó (que ahora lleva el nombre de Cage, Fish & McBeal). La aparición de la hija de Ally fue una especie de bomba, causó un pequeño revuelo entre los seguidores del programa; hasta la propia protagonista dudará sobre su maternidad y se hará una prueba de ADN. O sea que los guionistas parecen haber dado con un recurso para que la serie aguante su quinta temporada sin necesidad de estirar como chicle las confusiones típicas de la señorita McBeal. R.C.
La nueva temporada de “Ally McBeal” comienza esta noche a las 21 por Canal Fox.

MACY GRAY, DR. DRE Y SNOOP EN “DIA DE ENTRENAMIENTO”
Tres más dos

Macy Gray es la esposa de un preso, y amenaza con sus uñas larguísimas y su mirada perdida a los policías que vienen a registrar su casa. Snoop Doggy Dog es un paralítico que vende crack en la calle y no tiene miedo de insultar a la policía antes de salir corriendo en su silla de ruedas. Dr. Dre es un policía antinarcóticos que odia a los agentes que se han alejado demasiado de casa. Como el agente Jake, un novato idealista interpretado por Ethan Hawke, y que será iniciado en los secretos de las calle y el oficio de la brigada de narcóticos por Denzel Washington, que hace las veces de sargento Alonzo en Día de entrenamiento, el film del ex director de clips Antoine Fuqua.
Nacido en Filadelfia y jugador de básquet universitario, Fuqua se dedicó a los comerciales (Miller, Reebok, Toyota y Sprite, entre otros) y los videoclips (trabajó para Arrested Development, Prince, Stevie Wonder y Toni Braxton) antes de llegar al cine. Su último gran éxito en ese medio, antes de dar el salto a la pantalla grande, fue el fascinante clip de “Gangsta Paradise”, aquel hit de Coolio. Fuqua es, evidentemente, quién convenció a las estrellas afroamericanas mencionadas al comienzo de esta líneas para participar de un film que -.además de ganar una nominación al Oscar al mejor actor para Denzel Washington-. debe ser el más duro que dio Hollywood en los últimos años. Un film de iniciación que lentamente deja de serlo, un film oscuro que hunde a sus protagonistas más y más en la oscuridad hasta llegar a un final que tal vez no esté a la altura del film. Pero que, en los tiempos que corren, ciertamente es demasiado. M.P.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.