radar

Domingo, 29 de noviembre de 2015

SALI

ESTRENOS Y REESTRENOS

 Por Rodolfo Reich

TIEMPO DE REVANCHA

Corría 2006, cuando Pablo Osán abrió su primer Santé, maravilloso espacio que supo ofrecer algo que, por ese entonces, era poco usual: rico café, comida con gracia, un local con mucha onda, y vermú y soda siempre dispuestos. Ubicado en el medio del conservador Barrio Norte, aquel Santé se adelantó a su tiempo y entorno, y debió cerrar sus puertas en 2014. Hoy, llega la esperada revancha. Hace dos meses, esta vez en el más relajado Villa Crespo, abrió Santé Café, propuesta con una mirada simple y honesta de lo que puede ser la gastronomía.

El local es pequeño, la cocina abierta a la vista, un mostrador heladera oficiando de barra, un gran cuadro colorido, una ilustración juvenil y pocas mesas de maderas con rueditas, para distribuir según necesidad. “La idea es ofrecer buenos productos y precios económicos. Que el vecino coma algo rico, se conecte a su computadora si precisa, y siga viaje”, dice Pablo.

Ubicado a metros de los outlets de Villa Crespo, Santé convoca compradores ocasionales, vecinos y también estudiantes de colegios cercanos. La carta –apenas una carilla impresa en cartón– ofrece sándwiches, arroces saltados, tortilla de papas, un par de ensaladas y un plato del día. Sin buscar la revolución, todo tiene su destello, que lo distingue y eleva de la competencia. Los panes son caseros (la brioche es fantástica), con rellenos como el cerdo braseado (bondiola deshilachada, cherries confitados y barbacoa, $73), pollo con rúcula, palta, alcaparras y aioli de cliantro ($68) o salmón curado con hinojos al limón y queso crema ($73), entre otros. El plato del día (lunes a viernes, $70), podrá ser, por ejemplo, una generosa crepe con queso, espinaca y nueces. El agua es de bidón, se cobra $15 con refill a gusto, y se suma variedad de cervezas, desde Heineken a Warsteiner, de Otro Mundo a la china Tsingtao, además de limonada, jugos naturales y Campari con tónica. Dato extra: perfecta selección de discos jazzeros elegidos por el propio Pablo, melómano a conciencia. La revancha de Santé ya está en marcha.

Santé Café queda en Loyola 807. Teléfono: 4775-5440. Horario de atención: lunes a sábado, de 10 a 18.


UN LUGAR UNICO

Unik no es nuevo: abierto a mediados de 2011, sorprendió en su momento por características que, sí, fueron y siguen siendo únicas. En especial, su mobiliario, decoración y vajilla, un grupo ecléctico de sillas, mesas, lámparas y objetos originales de la colección personal de su dueño (el arquitecto franco-argentino Marcelo Jouliá), que llevan la firma de algunos de los mejores diseñadores de siglo XX, léase Eames, Jacobsen, Kukkapuro, Gehry, Bertoia y más. Pero –tal vez– por una combinación de cierta frialdad en el ambiente y precios muy altos, el arranque del lugar fue lento, menos exitoso de lo que merecía y merece. Así, hace un par de años cambió el cocinero, sumándose al equipo el talentoso Maximiliano Rossi, que armó una carta basada fuertemente en distintas carnes del país. Y cambió también la política de precios, tornándose mucho más competitiva con el barrio, en especial si se tiene en cuenta la alta calidad de lo ofrecido.

La cocina de Rossi es minuciosa, trabajada con detalle y conocimiento, logrando una gran expresión de lo que debe ser una gastronomía con firma propia. Entradas como los Redonditos de ricota casera sobre consomé caliente de tomates orgánicos ($130) o el Tartar de ciervo, conservas de cerezas y crocante de centeno ($140) son un muy buen comienzo, para seguir luego con las carnes de la casa, entre ellas la Porchetta de cochinillo “La Pebeta” con castañas frescas y coles ($275) o el Vacío de cordero patagónico cocinado a 62°C con fainá cremosa y vinagreta de alcaparras ($265). Todas combinaciones que apuestan y consiguen el equilibro, apoyándose en el uso de hierbas poco habituales y vegetales frescos, y sumando una buena cuota de sorpresa en el paladar.

Acompaña una gran carta de vinos así como cócteles nacidos en la barra que separa la cocina del salón. En suma, Unik es único. No sólo por su extravagante mobiliario, sino por las delicias que llegan sobre el plato.

Unik queda en Soler 5132. Teléfono: 4772-2230. Horario de atención: martes a sábados de 12.30 a 14.30; lunes a sábados de 20 a 24.


SE VA LA SEXTA

Los hermanos Waisman conocen bien el negocio gastronómico porteño, algo que viene con restaurantes como Sottovoce –ícono de la ciudad–, pero también con Fervor y el más reciente El Burladero. Ahora continúan la senda con su última apertura, 6to, su sexto proyecto abierto.

6to es parte del hotel boutique CasaSur, en Palermo, y a tono con las últimas tendencias en gastronomía hotelera, tiene su propio local al que se accede directo de la calle. Su propuesta se basa en la cocción a las brasas, sin caer en el lugar común de la parrilla, con platos gustosos con guarniciones originales, que no complican el paladar sino que convencen a todos. El espacio, amplio, cuenta con una gran barra, mesas tradicionales y una comunal en el centro y un pequeño y solicitado patio al fondo. En su conjunto, logra ser una brasserie relajada, apta todo público, sin manteles ni sofisticaciones innecesarias.

La carta es corta pero completa. Los pescados y mariscos la juegan de protagonistas, con entradas como el pulpo a las brasas con pimientos ahumados, aceitunas y aiolio ($190) o el mixto frito de mar con polenta ($290 para dos). Pero de las brasas salen también unas bienvenidas mollejas con pisto manchego, polenta de garbanzos y ajo blanco ($120) o unos vegetales grillados con burrata y pesto ($95), entre otros. Luego hay pastas (mezzaluna de hongos a $160), un capítulo entero dedicado al campo (genial el el tuétano con spätzle de espinaca a $170, impecable el ojo de bife de 400 gramos a $210), variedad de hamburguesas (de novillo madurado, de langostinos, de salmón y vegetariana, entre $130 y $180). Y, como especialidad muy recomendada, un pescado entero para compartir, a las brasas de leña de manzano, servido con maestría por los camareros ($290).

Ricos y originales postres, buena carta de vinos, tés de tealosophy, todo está pensado. Lleno desde su apertura, mediodía y noche, 6to es un éxito anunciado.

6to queda en Costa Rica 6038. Teléfono: 15-5149-4642. Horario de atención: todos los días de 7 a 24.


Fotos: Pablo Mehanna

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared