radar

Sábado, 11 de octubre de 2014

VALE DECIR

CORONITA A LA CORONA

Desde lejos no se ve; aunque, en honor a la exactitud, de cerca tampoco. Al menos, no exactamente. Ocurre que los pasados días el Norges Bank —Banco Central de Noruega— develó cómo serán los nuevos billetes que pondrán en circulación en 2017 y la reacción que generó el nuevo diseño fue una y una sola: “Esta sí que es una verdadera obra de arte... Aunque borroneada”. Y luego: “Menos mal que nunca se sumaron al euro”. De los ocho finalistas preseleccionados para dar forma a las venideras coronas bajo la temática propuesta (el mar), dos descollaron y voilà el resultado final: en el anverso, salmones, barcos, faros y el propio mar, obra y gracia de una firma de Oslo: The Metric System. En el reverso, la jarana: formas pixeladas, poco claras, modelos figurativos 2.0 creados por el estudio de arquitectura local Snøhetta bajo el título “Efectos de Ondulación”. Y cuanto más valioso el billete, más difusa la evocación, en tanto cada modelo se corresponde con un nivel distinto de energía eólica en escala de Beaufort. Mientras en las 50 coronas el clima es ventoso (y el mosaico propuesto permite intuir la escena), las 1000 son un franco vendaval retratado en largas barras que emulan movimiento. Y, claro, no dejan entrever mucho.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.