radar

Domingo, 12 de julio de 2015

VALE DECIR

MONSTRUOS ANALÓGICOS DEL FIN DEL MUNDO

“Las cosas vivientes de Philip Ob Rey transmutan el futuro en un paisaje donde el Hombre ya no domina, y el caos reina”, advierte el sitio del mentado artista francés que, instalado en Islandia, presenta su flamante V, serie fotográfica que, “en carne viva, propone un universo preñado de simbolismo”. La carne viva, sin embargo, no es sino cinta analógica de VHS descartados que el hombre reutiliza para crear monolíticos gigantes que perseveran, a la deriva, en vastos y helados desiertos de fin del mundo. Semidioses sin rostro, cuya creación responde –a decir del autor– a fuentes disímiles: grabados japoneses, piezas de Jean Delville, León Spilliaert o Penone, Utopía de Tomás Moro, los diarios de Dostoievski, los bailes Butô, la escuela Bauhaus, el claroscuro; “la oscuridad y su luz...”. “Para Ob Rey, las criaturas manifiestan los cinco elementos esenciales en un contexto postapocalíptico; también manifiestan las voces de generaciones perdidas, atrapadas en rollos magnéticos”, asegura la web Beautiful Decay, sin dejar de citar la palabra del propio artista: “Mis seres están cubiertos de piel tóxica, caótica carne de imágenes codificadas. Pesadillescos y desfigurados, son una reacción contra la creciente dictadura de los medios de comunicación y la imparable contaminación plástica que genera el excesivo consumo de nuevas tecnologías”. Al parecer, el invierno –que siempre “está llegando”– ya arribó. En Islandia, de momento; pero ¿quién asegura que los siniestros bichos no hagan una excursión por otros inviernos? El terror.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared