radar

Domingo, 27 de septiembre de 2015

VALE DECIR

A MANO, A MÁQUINA, A MANO

Si alguien quisiera escribir a mano, cualquiera creería que solo necesita tomar lápiz o birome (pluma y tinta, los más excéntricos) y sentarse a garabatear palabras, líneas, textos enteros. Empero, en el mundo digital –presuntamente “inteligente”– no todo es tan sencillo. O mejor dicho: hay quienes se empeñan en complicar algunas reglas básicas, amén de transformarlas con adminículos novedosos. Eso hizo Nicolas Nahornyj, un joven estudiante suizo, con su proyecto Lazy Pen, o sea: “El bolígrafo perezoso”. Tesis de grado para recibirse de la Escuela Cantonal de Arte y Diseño de Lausana, se trata de un “brillante dispositivo” –al decir de sus tecno–fans– que permite tipear en un teclado mientras, en simultáneo, una interface convierte las letras para que parezcan caligrafías personalizadas. En resumen: se escribe en computadora lo que aparenta haber sido escrita a mano. La idea, colmo de la aversión por la práctica de antaño (¡y actual!), es la “solución” a cierta problemática: responder las muchas, muchas cartas de su abuela. “Quería combinar la practicidad y lo conveniente del procesamiento de las palabras de las PCs con el aspecto emocional de la escritura a mano. Esta herramienta permite al usuario producir una tipografía propia en tiempo real, ofreciendo así un acercamiento más íntimo”, explica el joven. “La tecnología tiende a unificar y estandarizar para una mejor comprensión de los demás pero, en el proceso, se pierden muchas libertades expresivas”. Para evitarlo, Nahornyj creó este invento y sus partes: un escritorio sólido con una PC y un teclado; y un mecanismo movible ubicado bajo las palmas del usuario, que interpreta la data con una aplicación de procesamiento que distorsiona la tipografía. Tremendo lío para evitar tomar hoja y lápiz.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.