radar

Sábado, 6 de noviembre de 2010

VALE DECIR

Un milagro parisino

El doctor Philippe Benseniot, de París, se levantó el lunes pasado sin saber que antes de que terminara el día iba a ser un héroe. Por nada en especial, sólo por estar ahí donde le tocaba estar; si no creía en el Destino, ahora debe haber cambiado de opinión.

Un testigo contó a la agencia de noticias France Info que vio a una nena de un año y medio jugando cerca de la ventana de un departamento en un sexto piso. Dijo que ella y otra nena algo mayor iban y venían, que le pareció que algo malo iba a pasar.

No se sabe cómo, pero la nena más chiquita se cayó por la ventana. El doctor Benseniot iba caminando con su esposa y su hijo, quien vio la caída. Así fue cómo el doctor pudo correr y atajar a la nena; ella rebotó en el toldo de un bar y cayó en sus brazos. El la revisó ahí mismo y no le encontró nada; de todas formas, la llevaron al hospital. Otro testigo contó a Le Figaro que la pequeñita lloró un poco pero se calmó enseguida.

Benseniot dijo que fue pura suerte. “Estuve ahí en el momento justo. Estoy contento por ella.” A eso se le llama buena fortuna: caerse por la ventana y aterrizar sana y salva en brazos de un médico.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.