radar

Domingo, 20 de noviembre de 2011

VALE DECIR

El fruto sagrado

Si alguien propusiese cosechar bananas con forma de estrella, naranjas cuadradas o mandarinas alargadas, su cordura sería, al menos, cuestionable. Pero en vista de lo que acontece en China, quizá la locura haya tomado las frutas por las astas y sea un hit de ventas. Al menos, así pareciera ocurrir en el pueblo Hexia, en Hebia, al norte de China, donde el agricultor Gao Xianzhang cosecha peras con forma... de pequeños Buda.

A un promedio de diez mil por temporada y con planes de exportar sus esculturitas comestibles a Europa, el creador de las maravillas zen pasó seis años perfeccionando una técnica para que la pera crezca dentro de un molde individual y vaya tomando la silueta de un Buda. Ahora, a pesar del abultado precio (siete dólares cada una), los locales se acercan gustosos a comprar la fruta contorneada. “Creen que son tiernas y traen suerte; no bien las bajo del árbol, ya se las están llevando”, explicó Gao a un medio británico. China tendrá una relación compleja con las religiones, pero entienden perfectamente los réditos que dejan los souvenirs de la fe.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.