radar

Domingo, 13 de julio de 2014

VALE DECIR

SALTA LA BANCA (LITERARIA)

Entre las muchas utilidades que ofrece un libro, la de oficiar como asiento para las posaderas nunca había sido parte de su descripción. Hasta ahora, visto y considerando que bancos públicos especialmente diseñados con forma de ejemplar literario han inundado Londres. Obra conjunta de la organización proalfabetización The Nacional Literacy Trust y Wild in Art, hacedor de eventos de arte callejero a gran escala en UK, el proyecto consta de cincuenta –gigantes– “tomos” distribuidos a lo largo y ancho de la capital inglesa. Con varios fines, dicho sea de paso: en principio, que transeúntes disfruten de un apropiado descanso en puntos clave de la ciudad; luego, alentar la lectura de notables escritores (la mayoría, británicos); finalmente, incentivar el trabajo de artistas gráficos locales, a quienes se les asignó un autor y título específicos para plasmar en cada pieza.

Disponibles como asiento hasta fines de septiembre –cuando serán subastadas en un evento exclusivo del Southbank Centre con el objetivo de recaudar libras que serán destinadas a la causa lectora–, algunos títulos homenajeados (metamorfoseados en forma de banco) han sido: La importancia de llamarse Ernesto, de Oscar Wilde; Fiebre en las gradas, de Nick Horby; Hércules Poirot y El templete de Nasse-House, de Agatha Christie; La señora Dalloway, de Virginia Woolf; Orgullo y prejuicio, de Jane Austen, y Peter Pan, de J. M. Barrie, entre tantísimos otros. Porque nada dice “homenaje” como la oportunidad de sentarse sobre el rostro de Elizabeth Bennet. Y del señor Darcy, no vaya a ser cosa.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.