radar

Domingo, 12 de julio de 2015

FOTOGRAFIA EDUARDO GROSSMAN

RIBERA CRIOLLA

La nueva muestra de Eduardo Grossman está dedicada exclusivamente a retratos a color de artistas de La Boca, donde el fotógrafo reside ahora, pero que todavía no termina de conocer. Los retratados son artistas que eligieron este barrio para crear y vivir, y la exhibición es en el Museo Quinquela Martín, su espacio natural por historia y pertenencia.

 Por Angel Berlanga

“Yo vivo acá nomás desde hace 40 años, pero recién en los últimos dos empecé a conocer La Boca en serio”, dice Eduardo Grossman en la Sala Sívori del Museo Benito Quinquela Martín. Abajo van y vienen los pibes de la Escuela Pedro de Mendoza (que está en el mismo edificio), afuera la vista sudeste en la Vuelta de Rocha y el Riachuelo y arriba, en el segundo piso, los treinta y dos retratos de artistas que Grossman, uno de los referentes de la fotografía en la Argentina, hizo en los estudios de cada uno y cada una de ellos con su cámara digital semiprofesional, apenas más grande que la de un aficionado, que le permite trabajar imágenes de 42 x 61 centímetros que fueron impresas en chorro de tinta sobre papel de algodón. Ahí está, por ejemplo, Juan Carlos Distéfano articulado entre dos de sus esculturas, la luz a pleno en los ventanales, en las paredes blancas. Y Leo Vinci delante de un fondo oscuro, los ojos en la sombra y el brillo en el cráneo, un pómulo, la nariz, y en una mano que reposa sobre una criatura robusta, compacta, roja, que dialoga a la vez con los nudillos de esa mano y con su cabeza. Y está también Ricardo Longhini, sentado al aire libre ante una medianera trabajada por la lluvia y las trepadoras, las manos sobre el regazo y una fabulosa composición entre texturas, colores y materiales, su barba y unas columnas de madera resistentes, su piel y unas vasijas, su casaca y unas plantas diversas de muchos tiempos: los ojos entrecerrados de Longhini miran a cámara.

Grossman hizo todos los retratos con luz ambiente. “Y mucha mezcla de luces –dice–. Pero el trabajo más específico es sobre el color: es la primera muestra de retratos en color que hago. Siempre sostuve que si a un retrato color lo ponés en blanco y negro va a quedar mucho mejor. Pero quise hacerlos así, entre otras cosas por la temática de la muestra: los artistas de La Boca. No es un barrio alegre, pero tampoco oscuro: es luminoso, lleno de murales, con chapas y umbrales de colores. Y los estudios, salvo dos o tres que están a la vista, también son muy coloridos.” Dos años atrás Grossman, mientras estaba haciendo un trabajo en el estudio del serigrafista Fernando “Coco” Bedoya –son amigos desde hace mucho–, empezaron a hablar de los pintores del barrio. “Pero los de La Boca profunda, grandes personajes que a lo mejor no salen de acá, que lo más lejos que llegan es a Barracas, de vez en cuanto a alguna inauguración en el Centro –explica–. Muchos de ellos han pasado toda su vida acá: algunos han vivido de la pintura y otros de otras cosas; algunos, que ya fallecieron, fueron discípulos de Lacámera y de la vieja escuela del barrio, y otros simplemente tienen su lugar de trabajo. Cuando surgió la idea, Bedoya me dijo: ‘Te voy a llevar al mejor relacionista público de artistas de La Boca que conozco’. Y me presentó a Daniel Aguirre, que es este –Grossman camina hasta el retrato de Aguirre, parado en el umbral colorido de su estudio–. Un tipo que religiosamente, todos los días, toma su copita en uno de esos restaurantes para turistas, donde le ponen una mesa para él, que recibe a otros pintores y tiene amplias relaciones. El me dio una lista de diez o quince artistas.”

Se define como un transeúnte, Grossman: “Mis fotos son de tránsito, no de investigación”, dice, y señala que en su vida muy pocas veces se propuso hacer una serie sobre un tema. De arranque no alcanzaba a estar conforme con el color. “En el camino hice un curso de retoque con Photoshop –cuenta–. Se notaba que me faltaban herramientas para llegar a algún lado. O de pronto no sabía bien cómo manejarlas. Desde ahí empecé a sentirme identificado. Son fotos muy diversas y uno de los intentos fue que no se peleen entre ellas. Y otro fue respetar la luz a rajatabla, el color de la luz de cada foto.” Grossman hace una recorrida por algunas de las que más le gustan: la de Miguel Angel Cabezas, retratado en el conventillo en el que trabaja, sentado ante un gran cuadro de un universo con planetas azules y verdes, y estrellas amarillas; la de Guillermo Mac Loughlin, acodado en una mesita, pinturas y luces delante y detrás suyo; la de Fabián Galdámez, la tensión en su cuello; las citadas de Longhini o de Distéfano. “Son muchas fotos para una muestra, pero me decidí a poner todas –dice–. Con 22 o 23 ya ponés algunas que no son tan buenas. Pero la idea fue que toda la muestra fuera también una devolución a los artistas. La inauguración fue conmovedora, porque estaban todos tipos que por ahí no se ven, viven uno enfrente a otro y por ahí no se ven, salvo en alguna exposición. Este museo tiene una fuerte impronta barrial, suelo venir bastante con mis nietos, porque hay una colección fantástica de arte argentino.” En la sala hay un mural con un mapa de La Boca en el que están situados los estudios de cada artista retratado, junto a una fotografía adicional de cada uno que muestra otro lado de su ámbito y acaso de su talante.

“Podría ser el tango, podría ser el fútbol. Podría ser la chapa o podrían ser los barcos. Pero el alma de La Boca son los artistas –escribió Grossman en un texto para la muestra–. No porque su tema sea el barrio, no siempre lo es; no porque nacieran en La Boca, sólo algunos lo hicieron. Sí porque trabajan en La Boca, eligieron La Boca, aman La Boca. Y son herederos de una dinastía de artistas. Artistas de estirpe bohemia y popular que se inspiraron en esta encrucijada única de suburbio, inmigrantes, arrabal, puerto y ciudad para ofrecernos su universo creativo.”

Artistas. El alma de La Boca. Fotos de Eduardo Grossman se puede ver en el Museo Benito Quinquela Martín, Avda. Don Pedro de Mendoza 1835 hasta el 16 de agosto.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared