radar

Domingo, 8 de mayo de 2016

ESCENAS > EL DOCUMENTAL DESACATO A LA AUTORIDAD: RELATOS DE PUNKS EN ARGENTINA 1983-1988, UNA HISTORIA DEL MOVIMIENTO Y DE CóMO ERA SER JOVEN EN PLENA POSDICTADURA.

DESOBEDIENTES

 Por Ariel álvarez

Muñequeras con tachas afiladas, camperas de cuero llenas de cadenas enrolladas que no dejaban ni doblar los codos, pelos teñidos de azul con tinta de lapicera y crestas puntiagudas hechas con algún pegamento. Así, de una manera artesanal y rebelde, se comenzaban a vestir los cuerpos de la escena punk argentina. La música, la exclusión, la persecución policial, la gestión de un movimiento cultural, todo contado en primera persona por los protagonistas: furioso y agitado es el ritmo de los testimonios que forman Desacato a la autoridad: Relatos de Punks en Argentina 1983-1988, el documental dirigido por Tomás Makaji y Patricia Pietrafesa, una historia que merecía ser contada.

Dividido en tres partes, Desacato a la autoridad es un compendio de información inédita que habla no sólo de los primeros años de la escena de punk local, sino, también de las historias de vida de los involucrados que sentaron las bases del movimiento en el país.

En un primer momento, cuentan los realizadores, la idea fue hacer un documental acerca de los fanzines como modo de difusión de información de la época, pero la idea de a poco fue cambiando: “Nos reunimos con Tomás Makaji que me convocó para hacer un documental sobre fanzines”, cuenta Patricia Pietrafesa, pionera del punk argentino, que a principios de los 80 formó parte de algunas de las bandas más emblemáticas del género como Sentimiento Incontrolable, Cadáveres de niños y actualmente integra She Devils y Kumbia Queers. “Tomás había dirigido el único documental argentino de punk que se llama Buenos Aires Hardcore Punk. Hablamos un poco y vimos que había muchas cosas interesantes para contar de esa época que a mí me interesaba: desde el inicio de la democracia hasta el año 1988”, agrega Patricia.

Fue entonces que se lanzaron a hacer entrevistas con los que formaron parte de esa escena y armaron este documental con las pocas cosas que tenían a mano y para ello usaron el archivo que Patricia fue juntando, casi obsesivamente: cientos de fanzines, flyers, algunas fotos y muchas ganas. El resultado es un trabajo que tiene la estética de un fanzine visual y que se basa, fundamentalmente en las experiencias contadas por los que estuvieron allí.

La primer parte, que fue estrenada el año pasado en el festival de cine de Mar del Plata, acaba de subirse a YouTube. Comienza con el fin de la dictadura y vemos a muchos de los que formaron parte de la escena: Marcelo Pocavida (Muerte Civil), Javier Huevos (Tumbas NN), Daniel Melero, Ariel Minimal (Pez), Chary (Loquero), Walas (Massacre), entre otros. Todos comienzan hablando de la forma artesanal en que se producían, cómo buscaban estar lookeados de la forma más revulsiva posible: desde las tachas, las crestas, los pines, las cadenas hasta lo más extremo. “Yo tenía una remera blanca que me la sonaba con mocos y era moco sobre moco sobre moco, era un asco en realidad. Pero estaba muy buena, era re chocante”, cuenta El Muerto, una personalidad punk del momento. La idea era asustar y lo conseguían, eran “locos”, “enfermos”, “putos”: la gente los agredía en la calle, los insultaban. “Yo he estado en una parada de colectivo y me tiraban piedras desde los edificios”, recuerda Lingux, de Sentimiento Incontrolable.

Y comenzaba la rebelión, eran adolescentes que se paraban de manos en contra de todo aquello que los hacía sentir que no encajaban: la sociedad, sus propias familias que los echaban de casa. “Más allá de contar cómo era eso de empezar a salir a la calle y lo que te encontrabas y las formas de comunicación, los fanzines y demás, a mí me interesaba que se viera como era eso de cuáles eran los puntos principales que tenía que tener un punk”, afirma Patricia y agrega: “Para mi es fundamental que la historia la cuenten los que participaron, es como una pequeña colaboración para el armado de una historia colectiva, porque esto no pretende ser el documental del punk de argentina ni mucho menos, sino que es una visión de la gente que hace estos relatos, que era una parte de la escena en esos momentos”.

Si bien el movimiento punk comienza a fines de los ‘70 con bandas como Los Violadores, Desacato a la Autoridad muestra ese momento de quiebre del final de la dictadura y el comienzo de la democracia, y la persecución policial con sus edictos, lo que constituye un cambio en la escena: “Era la democracia pero con la policía de la dictadura. Por ejemplo, había un edicto que se llamaba seguridad pública que si tenías un muñequera con tachas cabías adentro de ahí y lo que tenía de particular este reglamento era que el policía no precisaba ninguna autoridad más que él para interpretarlo y llevarte preso hasta por 15 días. Sin que intervenga un juez”, cuenta Patricia.

Es allí que el punk comienza desde el under a mezclarse con la lucha por los derechos humanos y otros movimientos que padecían la “represión democrática”. La herramienta clave para divulgar la información eran los fanzines, que al principio hablaban de música pero que de a poco empezaban a dar cuenta de la situación que se vivía.

La segunda parte del documental, que fue estrenada el mes pasado, profundiza un poco más ese momento en el que se empiezan a desarrollar esos principios que sostienen la idea de lo que se conoce como lo punk en Argentina: los primeros contactos con en el anarquismo, los conceptos libertarios, y la palabra autogestión. “Hacer tus propios discos, hacer tus propios recitales, no solamente en la escena punk, sino en otras escenas, Y se ponen en marcha un montón de este tipo de ideas, una alta politización de mucha gente del movimiento”, afirma Patricia.

La segunda entrega se propone realizar el mismo camino que la primera: “Seguiremos con las proyecciones en centros culturales. Nos lo empiezan a pedir distintas ciudades del mundo y lo mandamos a varios festivales de afuera. La gente queda muy enganchada”, dice contenta Patricia. La tercera entrega que está en fase de realización y es la que se adentra más en la parte musical del movimiento y sus bandas.

Desacato a la autoridad no solo habla de una época sino también de lo que permanece de ella en la actualidad: “La forma en que está hecho para nosotros también es importante, es como hacíamos las cosas antes. Lo hicimos con nada, lo hicimos con ganas, no presentamos ningún proyecto al INCAA, ni le pedimos plata a nadie, nos prestaron cámaras, no ayudaron amigos. Eso también es una cosa de principios”, afirma Patricia.

Para más información y proyecciones: facebook.com/Desacato-A-la-autoridad. Y en YouTube buscar por título; en el canal está en primer capítulo, el trailer del segundo y una charla en en ECUNHI entre otros materiales.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.