radar

Domingo, 11 de diciembre de 2011

La rana verde y la amenaza roja

Dicen varios medios norteamericanos que si al film infantil Happy Feet 2 no le ha ido tan bien como a su precuela es porque se ha vuelto “propaganda liberal” que alerta sobre los cambios climáticos a los niños. Y papá y mamá conservadores no quieren que sus hijos se preocupen por esas tonterías. ¿Calentamiento global? ¿Qué es eso? Ahora, sin embargo, otra es la película que amenaza con sacudir las cuidadas cabezas de sus niños y manipular sus saludables ideas de derecha: Los Muppets.

“¿Qué está pasando aquí? ¿Está el Hollywood más liberal utilizando la lucha de clases para lavar el cerebro de nuestros chicos? ¿Acaso estamos en la China comunista?”, expresó un preocupadísimo Eric Bolling, conductor del programa Follow the Money, de la ultraconservadora cadena Fox la semana pasada. Su invitado Dan Gainor, del Centro de Investigación Mediático, coincidió en la inquietud y propinó: “Es increíble cuán lejos irá la izquierda con tal de manipular con su mensaje anticorporativismo”.

Es que el malvado de la película es un empresario petrolero llamado Tex Richman, hombre ensañado con demoler el viejo teatro de las marionetas favoritas de Estados Unidos, al descubrir que bajo el suelo hay un yacimiento que espera ser explotado. Que él sea el villano es, para Fox, una clara postura anticapitalista. “Hollywood odia a la industria del petróleo y, en general, a las empresas. Viene haciendo esto desde hace décadas”, expresaron en el programa, no sin antes citar otros films “perjudiciales”, como Cars 2, Syriana o Petróleo sangriento. “Es como si les dijeran a nuestros hijos que la humanidad es un virus para la pobre madre tierra”, recalcó Gainor.

En cualquier caso, la crítica y el público están contentos con el regreso al cine de las marionetas, después de más de una década de ausencia. Y aunque para muchos es una pérdida de tiempo responderle a Fox, algunos medios arriesgan una respuesta: “Los Muppets no son antinegocios ni anticorporación; son antimaldad. Y eso es realmente tierno”. Y sí: la lucha contra el mal es incesante, pero contra la estupidez es descorazonadora.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.