radar

Domingo, 16 de diciembre de 2012

MUSICA > BOMBA ESTEREO: HACIENDO BAILAR AL MUNDO DESDE COLOMBIA

BOOM

 Por Micaela Ortelli

Así llamada, Bomba Estéreo se hizo conocida en todo el mundo con el hit “Fuego”, del disco Estalla. Es que su ritmo y energía desbordante –quien los haya visto en vivo podrá decir– hacen recurrir necesariamente a esas metáforas: todo lo que venga de la banda colombiana hace sentir calor. Pero no es el calor ostentoso de Calle 13, ni el ultra neutralizado de Shakira; tampoco su latinoamericanismo es el afectado de grupos como Bacilos, o el forzado de J. Lo y su ex marido. Bomba Estéreo, que en septiembre lanzó su tercer álbum, Elegancia Tropical, pareciera encaminarse a una carrera semejante a la de sus compatriotas Aterciopelados, o vecinos Café Tacvba –internacional, larga, representativa, estable–, sólo que haciendo bailar en el camino. Y es en ese componente –en la capacidad de la banda de hacer mover por igual a públicos de todos los continentes– donde está su verdadera fuerza, tan ancestral como novedosa.

Bomba Estéreo es el proyecto evolucionado del músico y programador Simón Mejía, que arrancó en 2003 en la incipiente escena electrónica criolla de Bogotá, con AM 770, un soundsystem que completaban un percusionista, un DJ y un artista visual. Al irse estos dos últimos y rebautizarse, Mejía quiso grabar un disco con esas primeras fusiones de ritmos folklóricos colombianos con electrónica –expresión que en la costa pacífica (Bomba Estéreo no exploró aún los sonidos del otro océano) tiene representante en el colectivo ChocQuib Town–. Si bien Volumen 1, que salió en 2006, fue un trabajo mayormente instrumental, incluyó participaciones de distintos MCs, uno de ellos, la samaria Li Saumet, que en ese momento prestaba la voz a una tal Mister Gomes en Bombay.

El aporte de Saumet a “Huepajé” fue tan interesante que Mejía la invitó a integrarse de forma permanente al proyecto como cantante y letrista. Comparada con cuanta morocha con micrófono sea posible–desde Totó la Momposina a MIA, pasando por La Mala Rodríguez y Nelly Furtado–, Saumet, que cita como principal influencia al legendario Joe Arroyo, tiene una voz naturalmente potente, entrenada a base de pura actuación (nunca estudió canto ni sabe nada de teoría musical). Su presencia, en adelante, fue fundamental para desarrollar la identidad de la banda; de hecho, ella hizo de “Fuego” lo que resultó (la base del tema aparece en Vol. 1 como “Corinto”; la versión renovada es parte del soundtrack del videojuego FIFA 10, y a nivel local fue cortina de la serie El Puntero). Mejía y Saumet compusieron juntos el siguiente disco y sumaron a dos músicos extraordinarios, el baterista Kike Egurrola y el guitarrista Julián Salazar, que era el ingeniero de sonido del estudio de Polen Records, sello independiente que todavía los edita en Colombia.

Bomba Estéreo lanzó su segundo álbum en 2008 en su país, y en 2009 en Estados Unidos, después de que los convocaran para participar en el SXSW (Sur por Suroeste), un festival anual de cine, medios interactivos y música que se hace en Austin, Texas. Así lograron un contrato con National Records (Manu Chao, Aterciopelados), que editó el trabajo como Blow Up. Hubo otro evento legitimador ese año, la LAMC (Conferencia de Música Alternativa Latina), que se hace en Nueva York, donde abrieron para Calle 13 en el Central Park. “Desde entonces, prácticamente hemos girado ese álbum de festival en festival”, dijo Mejía hace poco en una entrevista con ABC News (tocaron en los más prestigiosos: Roskilde, Coachella, Sonar, entre ellos).

Si bien los ritmos regionales y la sangre incontenible de Saumet hacen de Bomba Estéreo un fenómeno a priori atractivo y seductor, las bases electrónicas y los trances psicodélicos son lo fundamental para que la música sea asimilable –y bailable– internacionalmente. Estalla enloqueció al mundo con su cumbia y champeta (ritmo originario de Cartagena –es herencia del sukus africano–, más barrial y de ghetto que la cumbia, más ligado al regaetón musicalmente) fusionadas con dub, hip hop, rock y hasta jazz. Temas como “La Boquilla”, “Feelin” o “La Niña Rica” hicieron del disco uno de los más calurosos del año; aunque otros más suaves y sensuales, como “Cosita Rica” o “Agua Salá”, son igualmente recordados: Déjame llorar que ya estoy cansada de baila’ y baila’, pedía por favor Saumet en este último, con voz jadeante y hembruna, que a menudo juega con el spanglish: You make me feel so high carajo, decía en el primero.

Elegancia Tropical, el flamante tercer álbum de la banda, se gestó durante estos años de gira, sin una idea de base más que la inicial del proyecto: experimentar. De ahí que el sonido, aunque reconocible, luzca renovado. El primer tema del disco, “Bosque”, impacta por su minimalismo y atmósfera chill: Saumet por momentos susurra, y recién termina de aparecer en el segundo track, “Bailar Conmigo”. Los dos siguientes, “El Alma y el Cuerpo” y “Sintiendo”, son los más interesantes del disco (ambos tienen una bellísima versión acústica registrada por Vincent Moon; chequear en YouTube), con un rol fundamental de la guitarra que recuerda el estilo fresco y sofisticado del noruego Erlend Oye (Kings of Convenience, Whitest Boy Alive). “Pure Love” es una rareza; parece un remix pero no: El ritmo es este, ponte fuerte/ Preparate pa’ todo lo que traigo en mente, repite, ágil, el estribillo.

“Caribbean Power” es el que más se asemeja, en ritmo y lírica, al Bomba Estéreo más sexual e irreverente de Estalla: Siguiendo mis instintos animales que no son normales/ Que tengo cuando tú de la sombra sales/ Y te miro y me miro y me quito el vestido/ Una vez más sin luces y sin testigo, canta Saumet en uno de los temas más potentes. Llegando al final, el álbum vuelve a sorprender con el estribillo envolvente y etéreo de “Lo Tengo Que Decir”. El cierre con “Pa’ Respirar” confirma la búsqueda de la banda en Elegancia Tropical: hicieron un disco más electrónico, híbrido y psicodélico que Estalla, y fueron igual de elocuentes que entonces para nombrarlo.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.