radar

Domingo, 30 de enero de 2011

El experimento continuo

 Por Roger Schank

Hay conceptos científicos que han sido arruinados o desdibujados por el sistema educativo. Por ejemplo, la idea de experimentación. Después de salir del secundario, por lo general, los adolescentes piensan que es algo que hacen los científicos, que es algo aburrido y que no tiene nada que ver con sus vidas. Y eso es un problema: todos experimentamos todo el tiempo. Los bebés experimentan con lo que es bueno (o malo) llevarse a la boca. Los adolescentes experimentan con el sexo, las drogas y el rock and roll.

La mayoría de la gente no ve estos comportamientos tan habituales como actos continuos de recolectar evidencia para contrastar o refutar una hipótesis. Cada vez que tomamos un medicamento conducimos un experimento. Cada aspecto de la vida es un experimento. Las cosas que nos ocurren se pueden comprender mejor si lo vemos de esa manera. En otras palabras, una parte de la actividad científica consiste en pensar con claridad a partir de la evidencia obtenida como resultado de experimentos.

Si en las escuelas se enseñaran conceptos cognitivos básicos como la experimentación en el contexto de las experiencias cotidianas, las personas serían más eficaces a la hora de decidir sobre la educación de sus hijos, en sus relaciones personales, en los negocios, y en los demás aspectos de su vida de todos los días.

Roger Schank es psicólogo y especialista en inteligencia artificial.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared