DEPORTES › FúTBOL. ÑULS LE GANO 1 A 0 AL ULTIMO CAMPEON

Un partido luchado

Así había imaginado el encuentro el técnico Marini, pero
nunca pensó que un zapatazo de Vangioni terminara dentro
del arco, para darle a la lepra esta victoria tan agónica.

 Por Alejo Diz

1 ÑULS: Villar 6, Ré 5, Spolli 5, Torren 6, Lucero 5, Seri 5, Bernardello 6, Husain 6, Donnet 4, Steinert 7, Da Silva 5. DT: Pablo A. Marini

0 SAN LORENZO: Orión 6, Tula 5, Aguirre 4, J. Bottinelli 5, A. Torres 5, Rivero 5, Alvarado 5, Hirsig 6, Ferreyra 5, Fernández 4, Silvera 4. DT: Ramón Díaz

Gol: ST: 44m Vangioni (N)

Cambios: ST: Desde el inicio Herrera por Rivero (SL), 28m Montillo por Fernández (SL), 30m D. Torres por Donnet, 33m Ortíz por Hirsig (SL), 35m Vangioni por Seri (N) y 42m Gaitán por Lucero (N).

Arbitro: Federico Beligoy

Cancha: Coloso del Parque

Expulsado: ST: 41m Spolli (N)

Fue un partido de juego sucio, con marca al límite, sin figuras y con muchas infracciones. Ñuls se armó para comenzar a remendar su situación con el promedio. Salió a pelear y lo hizo con todas las armas que le concede el reglamento. A eso San Lorenzo nunca pudo reaccionar. El campeón a veces se excedió en el juego brusco por impotencia (tuvo cinco amonestados), no encontró respuesta en ninguna de variantes tácticas que intentó, lo perdió a poco de final, con el único tiro al arco de los rojinegros en todo el segundo tiempo, y lo consolidó en tiempo de descuento con una atajada de Villar. Era el partido pensado por Pablo Marini. Lo que el técnico no imaginó fue que un zapatazo de Vangioni terminara dentro del arco, para darle a la lepra una victoria agónica y cuando Spolli estaba debajo de la ducha por ver su primer roja de la temporada.

El único que escapó del enredo de piernas, fricción y topetazos fue Héctor Steinert, señalado decididamente como el hombre más hábil de Ñuls y el encargado de romper el molde urdido por el entrenador rojinegro durante la semana en Bella Vista. De sus pies nacieron los desequilibrios, en uno de los cuales se burló de tres defensores dentro del área, aunque al enfrentar al arquero perdió contacto con la pelota.

San Lorenzo, sin sus refuerzos (Bilos y Romeo) planteó una doble línea de cuatro donde dejó deambulando en área rival a la Gata Fernández y Silvera. A ellos les llegó poco la pelota porque en el medio Ñuls desplegó una fortaleza defensiva que duplicó en esfuerzos físicos a sus oponentes.

Estas condiciones dejaron a Orión y Villar padeciendo como espectadores la baja temperatura por su inmovilidad. San Lorenzo no sabía como tumbar la resistencia rojinegra; y los leprosos no se inquietaban al ver las barreras creativas que tenían sus hombres más ofensivos.

Pero las especulaciones de Marini fueron mucho más realistas que las de Ramón Díaz. Ñuls construyó bases defensivas para salir de contragolpe, por más que no pudo contar con Schiavi, y dispuso de ocasiones genuinas: una corrida de Lucero que terminó con remate al cuerpo del arquero, un cabezazo desviado de Da Silva (no tiene peso en el área) y un remate de Bernardello por arriba del cuerpo del uno que aterrizó en el techo de la red del arco.

Para alternar las condiciones de juego, la visita salió al complemento con la Gata Fernández de enganche y Herrera apareció para acompañar en la ofensiva a Silvera. Esto llevó a Ñuls a volcar más recursos a su funcionamiento defensivo, armándose un juego intrascendente en la áreas y álgido en el medio, lo que obligó a Beligoy a sacar tarjetas, incluida la roja. ¿Quién cree que se desbordó en el contacto físico? Sí, claro, el Flaco Spolli, a cinco del final, encontró su segunda amarilla y un retiro forzado del campo de juego.

Jugar con diez no estaba en los planes de Marini. Como tampoco el zapatazo que sacó Vangioni, que se desvió en el camino en Alvarado para desubicar a Orión y poner a Ñuls en ventaja a segundos del último pitazo. Aunque la victoria que nació en los pies del juvenil --ingresó por un regular Seri-- la terminó de capturar Villar, sacando en tiempo de descuento un cabezazo goleador de Tula.

Compartir: 

Twitter
 

Vangioni festeja después de mandar su zapatazo al fondo de la red, en el último minuto.
Imagen: Sebastián Granata
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.