PSICOLOGíA › REFLEXIONES ACERCA DE CINE Y PSICOANáLISIS

Renovar la creencia en el mundo

 Por Mónica Marinelich*

Lacan dijo: "Sólo conozco un origen de la fraternidad, quiero decir de la humana... es la segregación. No hay fraternidad que pueda concebirse si no es por estar separados juntos, separados del resto... sea como sea descubren que son hermanos, uno se pregunta ¿en nombre de qué segregación..."

El mundo en el que vivimos, comandado por el discurso capitalista al que la ciencia y la técnica se unen, a lo largo de las épocas ha aniquilado todo aquello que concierne a la humanidad de los sujetos. Desde hace tiempo, la incredulidad azota la faz de la tierra, dejando los cuerpos vagando a la deriva, atropellando lo que se interpone a su paso, destruyendo cualquier huella amigable entre las personas.

Durante oscuras noches se ahogaron en el humo mortal muchas vidas por el solo hecho de que algunos pensaron que ese era el mejor modo de tratar la diferencia. Diferencias, a las que se trata de homogeneizar sin pensar que es, justamente este "igualar", el que despierta a los monstruos y promueve que el humo vuelva a brotar, llevándose nuevamente la vida de "los otros, los ajenos, los extraños".

Estamos solos, no hay otro que auxilie, los lazos desaparecen, cada uno separado, cada uno con su pesar, cada uno con su horror. Los sujetos se presentan tomados por una fuerza que los centrífuga, pulverizando cualquier intento de relación, olvidando y renegándose a la posibilidad de contar con el amor como medio para humanizar la cosa.

Volver a creer... allí. Este es el desafío que nos convoca. Se trata especialmente de volver a creer en lo humano, en la humanidad, donde la diferencia tenga un lugar, donde pensemos que son las cuestiones humanas, del amor rechazadas hasta ahora , el único modo posible para que la melodía de la vida comience nuevamente a sonar en este mundo cubierto de cenizas.

Deleuze plantea que "lo que se ha roto es el vínculo del hombre con el mundo. Sólo la creencia en el mundo puede enlazar al hombre con lo que ve y oye. Lo que el cine tiene que filmar no es el mundo, sino la creencia en este mundo, nuestro único vínculo. Volver a darnos creencia en el mundo, ése es el poder del cine moderno".

En nuestro encuentro del 26 de junio, a las 15.30, en 3 de febrero 371, trabajaremos los siguientes films: Conspiración, Caminando sobre el agua y La cuestión humana. Informes: [email protected]

*Psicóloga. Coordinadora del taller Cine y psicoanálisis.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.