OPINION

Con el Dakar se calientan los motores y también el planeta

 Por Gonzalo Gorostarzu*

Cuando hace casi un año dábamos nuestros argumentos contrarios a la realización del Rally Dakar no fueron pocos los que nos tildaron de "talibanes ecologistas" por oponernos a algo que traería turismo y bonanza económica a la ciudad.

Desde el punto de vista monetario estamos a escasos días de ver si la panacea de este evento seudo deportivo es una realidad o es más del aparato publicitario que a nivel mundial maneja ASO (Amaury Sport Organisation).

La "aventura épica" que comenzó en el año 1978 como un verdadero desafío hoy se ha transformado en un mero pasatiempo para una elite en la cual la tecnología de punta lo ha transformado prácticamente en un video juego virtual cuyo fin es la promoción y venta de vehículos de gran porte.

Mientras se discute (y se padecen) los efectos del cambio climático nuestro municipio promociona justamente lo contrario: Uso de vehículos que consumen grandes cantidades de combustibles, con su consecuente emisión de gases de efecto invernadero, arrasar con zonas agrestes con el deterioro de biomas y sitios arqueológicos irrecuperables. Dónde cuadra este mensaje con el Plan de Movilidad Integral? Para qué organizamos en nuestra ciudad los dos Foros de Sustentabilidad? Cuál es la prioridad? Cuál es el verdadero mensaje?

Mientras la ciudad se engalana recibiendo a miles de turistas pretendiendo mostrar cuán preparados estamos para este evento comercial, la realidad nos da un cachetazo devolviéndonos cortes masivos de luz y agua por infraestructuras obsoletas e insuficientes producto justamente de la falta de planificación e inversión.

Argumentos tales como: Que "esta ola de calor que nos somete a alertas rojas es esporádico" o que los ataques de las palometas "son inusuales". Son con los que nos tranquilizan nuestros gobernantes. Pero la naturaleza habla, nos grita que estamos en el camino equivocado. Y la ciudadanía también, no son pocas las manifestaciones que se ha dado en estos días que han tomado como blanco al Dakar. Son los culpables?. No, simplemente la gente empezó a notar cuánto se pone de esfuerzo y dinero en organizar eventos y cuánto en subsanar los problemas cotidianos. Sólo para la pavimentación de avenida Belgrano la Nación giró 70 millones de pesos, sin contar las mejoras en realizadas en el Parque de la Bandera y muelles para el desembarco entre otras obras.

El Rally Dakar cuenta con nefastos antecedentes que los obligaron a dejar las localidades donde originalmente se corrió. Atrás quedan las más de 50 víctimas fatales, entre ellas 11 niños, y las denuncias de estragos a sitios arqueológicos y paleontológicos.

Mientras tanto ya van calentando motores (y el planeta) más de 820 vehículos preparados para alterar y contaminar los sitios donde van a pasar.

Sólo nos queda esperar que el año entrante las autoridades políticas reflexionen y sean consecuentes con el mensaje que quieran dar de sustentabilidad y no tengamos otra vez el "orgullo" de contar con esta presencia.

*Los Verdes Santa Fe

www.losverdes.org.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.