satira

Sábado, 24 de septiembre de 2011

Hoy Sátira Hoy

 Por  Rudy

¡Lector, llegó la primavera! ¿No le parece una buena noticia?

Mire, en medio de tanto despelote mundial, mientras los griegos venden hasta la Ilíada y la Odisea (en cualquier momento Edipo pasa a ser alemán y a llamarse Wolfgang), los españoles están más indignados que nuestros originarios cuando –casualmente los españoles– los conquistaron hace 5 siglos, mientras los italianos dicen “siamo fuori” del bienestar, los ingleses toman el “five o’ clock poverty” y los norteamericanos no tienen a quién más invadir para salvara su economía... Acá la noticia es que ¡Llega la primavera y ¡nuestro ministro de Economía toca rock!

Estamos a un mes de las elecciones, y parece que los resultados son “Cristalinos”, si se me permite la metáfora. Y entonces, si de política no hace falta hablar, y de economía tampoco, y en sexo y en fútbol “sobre gustos no hay nada escrito”, y en religión no nos metemos..., ¿de qué vamos a hablar, de qué vamos a hablar?

Como tantas veces, Palito nos dio la respuesta: “de amor, hablemos de amor”, hagámosle caso al bolero, al tango, al vals, y hablemos de amor.

Pero hablemos de “el amor hoy”. De cómo es... de ese “amor a primera vista” que a mi manera de ver no es otra cosa que “amarse a uno mismo, o a la imagen de uno acompañado por otra persona”, pero ¿se puede amar en serio a alguien, sin conocerlo/a?

Y si creemos que (al menos, yo creo eso) para amar a otra persona hay que conocerla, ¿existe el “amor virtual”? ¿Se puede amar a “un perfil, un contacto, alguien que en vez de darte un beso o un abrazo en persona, te manda un emoticón? ¿O será esa una manera de comunicarse, quizá previa al amor?

Y, por qué no, del “amor reglamentado”. Cuando alguien quiere a otra persona, y es correspondido, ¿se le puede poner nombre al vínculo? ¿Son novios, esposos, amigovios, amigos con derecho, significantes, compañeros, camaradas? ¿El casamiento legaliza y pone normas para el amor, o para los bienes? ¿Puede alguien saber que va a amar a otra persona para toda la vida? ¿Cómo se comprueba el amor? ¿Existen tests de laboratorio? ¿Se ven las “mariposas en el estómago”? Y si en vez de mariposas son empanadas, ¿eso no es amor? ¿Hace falta “presentar pruebas” del amor, como si fuera un tribunal?

El amor y el erotismo, ¿van por la misma senda como las penas y las vaquitas? ¿Y podrá pasar que uno sea “de nosotros” y el otro “ajeno”? ¿ Existe el amor después del amor, el sexo después del sexo, el sexo después del amor, el amor después del sexo, el sexo después del almuerzo?

Sí, lector, ya lo sé, usted dirá que son demasiadas preguntas para un solo suplemento, que encima no es de amor, es de humor. Y ¿sabe qué? Como siempre, usted tiene razón. Pero, porque siempre hay un pero, quédese tranquilo, que si planteamos tantas preguntas es porque no tenemos las respuestas. Tenemos, en todo caso, chistes, reflexiones, y en el mejor de los casos “chistes que reflexionan”.

Usted ya nos conoce, hace 24 años que estamos juntos, lector, y nunca le preguntamos nosotros, ¿qué somos?

Nos vemos el sábado que viene

Compartir: 

Twitter
 

 
SATIRA12
 indice
  • Nota de tapa
    Hoy Sátira Hoy
    Los famosos vienen, curran, cobran y se van
    Por Rudy

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared