satira

¡Filme junto al pueblo!

Por Rudy

¡Qué cosa fuera, lector, qué cosa fuera, qué cosa fuera la maza sin cantera! ¿Se acuerda de aquella canción de Silvio Rodríguez, que empezaba con algo así como “Si no creyera en la locura, de la garganta del sinsonteee”. Y seguramente ni usted ni yo creíamos en la locura de la garganta del sinsonte, ni siquiera sabíamos qué era un sinsonte, pero esa canción que sonaba tanto a una zamba, y que escucháramos tantas veces en la voz de su autor, o de Mercedes Sosa, nos llevaba a un mundo donde podía ser cierto. “¿Vos creés en la garganta del sinsonte? ¡Mirá, yo nunca vi ninguno, pero si Silvio o la Negra lo cantan, debe ser así nomás! Hace no mucho, lector, hace unos 20, quizá 25 años, el oído, la palabra, eran buenos transmisores de noticias, de canciones, de ideas, incluso de mitos.

Pero, claro, no existían los celulares con cámara, de hecho ni siquiera los “sin cámara”, la gente hablaba en persona, o a lo sumo por teléfono. Los que tenían, y les funcionaba, minoría privilegiada.

Hoy, en cambio, la información se ha “democratizado”. Usted, lector, usted, lectora, vosotros/as, lectores/as podéis ser quienes determinen cuál va a ser la noticia más importante de mañana, o de esta misma noche, filmando o fotografiando con vuestros teléfonos celulares un hecho delictivo, sexual, educacional, ocasional, gracioso, extraño o simplemente cotidiano, pero de alguna manera que llame la atención.

Y entonces todos nos podemos enterar de lo que comió Juan Pérez, o de los detalles más interesantes, y quizás un tanto intimistas, de la visita al ginecólogo de la señorita Lucrecia Loquez, filmados por ella misma; o por él mismo, o por un ocasional y furtivo testigo del hecho, que desde un ángulo obtuso, por lo clandestino, pudo captar lo que nadie se imaginó. De pronto es usted, soy yo, quienes podemos “crear la realidad” armados de nuestros telefonitos: “sólo se trata de filmar” (¿nueva canción de Litto Nebbia?), y que algún canal de TV se haga eco de nuestra vocación periodística, y proyecte nuestras imágenes en su pantalla, y de ser posible a cambio de unos pesos que reafirmarán nuestra vocación y a la vez, rara paradoja del destino actual, nos darán status profesional. Podremos salir al mundo a proclamar: “¡Yo filmé a Tito haciendo pis, y ayer lo pasaron por cable, y después lo repitieron en un programa de un canal de un pueblo de La Rioja, y después lo pasaron en un programa que es sobre los programas que hablan de los programas que hablan de los programas! ¡Soy famoso, voy a ir a Filmando por un sueño!”.

Así estamos, lector, ésa es nuestra nueva actitud, y nosotros, llámemnos antiguos, si es su deseo, seguimos haciendo chistes sobre lo que pasa, lo que no pasa, y lo que quién sabe si pasa o no.

Hasta la semana que viene.

Satira12 actualiza todos los Sábados a las 18 hs.

anterior  siguiente
Sábado, 12 de julio de 2008
Tapa satira

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared