satira

Tasa tasa, cada uno a su house

¡Por fin, lector, por fin! Nuestro gobierno, nuestras autoridades, las personas que hemos elegido para que nos representen, para que hagan por nosotros lo que nosotros no podemos hacer por nosotros mismos, ni por ellos, se han dado cuenta y han llevado a la práctica un viejo anhelo del pueblo argentino en su conjunto, y en muchas de sus variadas y segmentadas fracciones.

¡Sí, yes, oui, finalmente, y de ahora en más, de una vez y para siempre, de aquí a la eternidad, los que quieran vernos, los que quieran conocernos en acción, los que quieran maravillarse con el impresionante espectáculo de nuestra actualidad cotidiana, van a tener que pagar por ello.

Era injusto, ridículamente injusto, que los turistas extranjeros pagasen lo que pagaban por un bife de lomo, un asado, un chori, una ensalada, y encima no pusieran ni un mango, ni un euro, ni un dólar, ni un yen por el “derecho a espectáculo”. Cualquier artista, cualquier hombre del mundo de la farándula, sabe que debe cobrar dinero por su trabajo. Y los argentinos hemos atravesado un largo larguíííííísimo camino, hemos conocido las más diversas escuelas de arte, parte y marte, hasta que finalmente podemos, con total orgullo, presentar ante el mundo un show continuo, 24 horas por día de música, humor, drama, risa, sexo, violencia y variedades. ¡¿Cómo no íbamos a cobrar por ello?!

Es obvio que nuestro gobierno “la vio”, y así como está intentando compensar a los jubilados, a los ahorristas, y a los damnificados en general, tuvo, tiene, está teniendo la sensibilidad humana necesaria para darse cuenta de que los argentinos debemos cobrar a los que vienen a vernos.

Y se va a hacer.

Es justo para los que van por el mundo enseñando desinteresadamente cómo vivir en tiempos de crisis, para los que dan cátedra de choripán, de fútbol, de humor, de “busca”, de levante. Si los EE.UU. nos cobran por ver sus crisis financieras, si los canadienses nos cobran por ver su frío, si los australianos nos cobran por observar sus canguros. ¡¿Cómo nos íbamos a quedar atrás, cómo íbamos a dejar de lado la labor impresionante de nuestros compatriotas... el espectáculo que es, hoy en día, la Argentina toda, y cada una de sus partes?!

Por eso, para los visitantes de aquellos países que nos exigen dinero a nosotros, se impone ahora el sistema: “Pague antes de entrar”.

No es otra cosa que la mejor justicia.

Hasta la semana que viene.

Satira12 actualiza todos los Sábados a las 18 hs.

anterior  siguiente
Sábado, 11 de octubre de 2008
Tapa satira

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.