satira

¡Qué fantástica fantástica estas fiestasssss!

Por Rudy

¡Lector, lectora, lectorcito, lectorcita, lectorazo, lectoraza, lectorísimo, lectorísima, lectorrérrimo, lectorrérrima! Todos, todas las voces todas, todas las manos todas, todas las copas todas, todos los pandulces todos, todos los aguinaldos todos, todos juntos, porque juntos somos más, porque estar cerca es muy bueno, porque no hay nada más lindo que la familia unita, juntemos todas las manos los negros sus manos negras los blancos sus blancas manos.

Llega Nochebuena, y lo mejor de todo es que al día siguiente llega Navidad. Y una semana después, Año Nuevo. ¿Le parece poco motivo para brindar, para festejar? ¡A ver, qué necesita usted para estar contento...! ¿Qué necesita, eh? ¿Necesita que eliminen la tablita de Machinea, necesita que los jubilados cobren 200 pesos más por única vez, necesita que el pan dulce salga 9 pesos? ¡Lector, no se haga el complicado que la vida es una sola!

¡Festeje porque empieza 2009, o porque termina 2008! ¡Brinde porque hagamos el amor, y no la guerra! (¡O por el sexo!) Brinde porque River salió campeón, o porque salió último! ¡Brinde por el optimismo responsable, o por el pesimismo alegre! ¡Brinde por la música, por el cine, por las artes plásticas! ¡Brinde por sus ex, o por sus actuales, o por sus futuras! ¡Brinde por el tiempo que nos tocó vivir, por el presente, por el futuro, por el pretérito pluscuamperfecto! ¡Brinde por sus hijos, sus sobrinos, sus vecinos, sus ahijados, por los chicos y las chicas! ¡Brinde por sus padres, sus abuelos, sus tíos, por ese señor que nadie sabe quién es, pero está en la fiesta y merece ser saludado! ¡Brinde por el país, por el continente, por el planeta, por la galaxia, por la estratosfera a la que vamos a poder llegar en una hora y media! Brinde por las mujeres, por los hombres, por lo que a usted le guste, lector.

Brinde por la salud, el dinero y el amor, por el pan, la paz y el trabajo; por el sexo, el mate y el rock, por el tango, por la vecinita de enfrente que lo tiene loco de calentura. Por viajes, proyectos, y placeres diversos. Si anda mal de la memoria, vuelva a brindar por las dudas, lector. ¡Brinde por la salud mental, por la histeria, por la fobia, por la obsesión, por la angustia, la ansiedad y el alta! ¡Brinde por el diván!

¡Brinde por ella, por él, por ellos, por nosotros, por “nosotros que somos” por los vínculos sólidos y los líquidos!

¡Brinde desde su casa, desde su trabajo, desde su casa al trabajo y del trabajo a casa! ¡Brinde por las veinte verdades y por todas las mentiras que nos han contado! ¡Brinde por la Constitución, por los diez mandamientos, por el Código Hammurabi!

Y, le pedimos, por favor, que no deje de brindar por el humor.

¡Salud, lector! Nos vemos el sábado que viene.

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared