satira

Proteger no empieza con Pro

Por Rudy

Hola lector, ¿cómo está?, ¿cómo le va en este mes de abril tan preelectoral? ¿Disfruta usted de las diferentes elecciones provinciales, las goza, le divierten, las sufre, las padece? ¿Cómo ve, por ejemplo, que algún político, sedicente (o sea, que dice de sí mismo) “progre”, hable de “la baja calidad del voto en las provincias más pobres?, esto suponiendo además que Salta sea más pobre que otras provincias, cosa que, honestamente, no sabemos si es así. Si llega a ganar en alguna provincia de extracción humilde, ¿evaluará que “los pobres nunca se equivocan”? Bueno, nosotros somos humoristas, no nos metemos en política.

Pero parece que en la Capital sí le hicieron caso, y decidieron, desde hace un tiempo, que “los policías no tienen que dar imagen de humildes, porque eso haría que ‘La gente’ confíe menos en ellos, y además ¡serían taaan diferentes a los policías que aparecen en las películas de Hollywood!”. ¡¡¡Recuerden... Al Pacino, Robert de Niro, Russell Crowe, Peter Falk, Tony Musante, Raymond Burr, Harrison Ford, Will Smith, Tommy Lee Jones, Ben Stiller, Owen Wilson, Jackie Chan, Gene Hackman, Nino Manfredi, Vittorio Gassman!!!, ¡todos ellos hicieron de policía, o agente de la ley, en alguna película o serie! ¿Cómo vamos a ser menos que eso?

Como nuestros actores y actrices se han encaprichado en querer ejercer sus profesiones, y dicen “somos actores, queremos actuar” (no entendieron el mensaje de los ‘90, el de los arquitectos-taxistas, el de “lo importante es tener laburo, no importa de qué ni cómo”). La tarea de conseguir agentes con la contextura adecuada, el perfil indicado, el physique du rôle indicado, se ha hecho difícil. No es tan simple conseguir personas que “den bien de policías metropolitanos” frente a la cámara, y tampoco es cuestión de disfrazarlos de Batman o el Zorro para poder ponerlos en acción más rápido.

Necesitan gente que contrarreste la imagen de los trapitos, los cartoneros, los piqueteros, los limpiavidrios. Que las calles sean ganadas por gente linda, ordenada, que combata el crimen con su sola presencia. Que los chorros digan: “¿Cómo me voy a enfrentar a alguien tan pintón?”, que las mayores consultas que reciban los policías sea: “Discúlpeme agente, ¡dónde se compró ese pantalón... está rebueno!”. Ahí sí que todo va a ir mejor en la ciudad, que va a estar buena Buenos Aires, en la buena senda, o al menos en la buena bicisenda.

Pero hay que entender que todo eso lleva tiempo. ¿Qué quieren, que delante de un hospital, o de una escuela, haya un hombre sin la formación, el vestuario, la pose adecuada? ¿Qué ejemplo es ese para nuestros educandos? ¡Así nunca vamos a lograr que digan: “Cuando sea grande quiero ser policía metropolitano como ese señor que custodia la escuela”. Qué imagen esa para nuestros enfermos: “Si en la puerta del hospital el policía da pena, ni me quiero imaginar cómo estarán las camillas adentro”.

¿Y para los turistas extranjeros? ¿Cómo vamos a lograr que digan: “¡Andá a Buenos Aires, hay hermosos lugares, tangos, las mejores minas, los tipos más pintones, la mejor comida del mundo!, pero ¡¡¡lo que no te podés perder es la Policía Metropolitana!!!”.

¿Se dan cuenta, se dan cuenta?

Bueno, lector, la seguimos la semana que viene.

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared