satira

Subsidiame otra vez

Por Rudy

Lector, ya se acercan las fiestas: Navidad, Año Nuevo, Jánuca, Ramadán, la reasunción presidencial, la Inmaculada Concepción, el fin del Torneo Apertura, el solsticio de verano, el cumpleaños de Woody Allen, el cumpleaños de la democracia (28 añitos, y está fuerte), el cumpleaños del corralito ¡hasta Puerta puede festejar que este diciembre se van a cumplir 10 años de su fin de semana presidencial y De la Rúa puede hacer una excursión en helicóptero para recordar viejos tiempos!

Se viene, entonces, un mes pletórico de festejos: la gente se reúne a despedir la semana, el mes, el año, el sueldo, el aguinaldo, el ciclo lectivo, el mandato; diputados, senadores, gobernadores, secretarios, subsecretarios e incluso, el vice... sí, ése... levantarán su copa para celebrar el haber cumplido honradamente con su deber cívico, o si así no lo hiciereis, que alguien os lo demande.

Con tanta fiesta, obvio es decirlo, hay muuuuuucho consumo. Se vende de todo: arbolitos de Navidad y de los otros (los del “cambio, cambio”) adornando nuestras calles... hay que tener cuidado.

Porque festejar es humano y, a la vez, divino. Pero hay que tener medida, bueno, dos medidas, bueno, okay, 3 medidas on the rocks. Pero todo tiene un límite.

Y ése es el tema. Porque a la hora de consumir, todos somos buenos. A todos nos gusta decir, con aire triunfal: “¡Mozo, otra vuelta de luz, gas y agua para todos, paga el Estado!”. Pero a la hora de las cuentas, están los que menos tienen, los que más tienen, los que mantienen, los que sostienen, los que retienen, los que entretienen, los que la tienen clara y los que la tienen cara, y los que no tienen cara... todos.

Por eso ahora, los subsidios cambian. Se modernizan. Porque no puede ser que las cosas siguen así. ¿Que quiere decir eso? ¡No lo sé, pero suena lindo! ¿Vieron que en toda charla, nunca falta alguien que diga “porque no puede ser que las cosas sigan así”? Y otro que agregue “el Estado debería hacerse cargo”, y otro que responda “ el Estado no tiene por qué hacerse cargo”. Y a veces quien dice esas cosas es la misma persona, con unas copas más de vino no subsidiado encima.

Bueno, lector, de esto se trata: de los subsidios y de los límites de quién, qué y cuándo. Y si tiene dudas sobre el tema, piense en Hamlet, y se dará cuenta de que lo suyo no es tan grave.

Nos vemos la semana que viene.

Satira12 actualiza todos los Sábados a las 18 hs.

anterior  siguiente
Sábado, 26 de noviembre de 2011
Tapa satira

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared