satira

Nacida el 9 de Julio

Por Rudy

Lector, lector: estamos cerca del 9 de Julio, o sea, del Día de la Independencia. Bueno, del día de “nuestra” Independencia, ya que otros países tienen otros días en los que festejan “su” independencia, de puro independientes nomás.

Claro, porque si todos festejáramos la independencia el mismo día, ¿qué clase de independencia sería ésa? Digo, ¿se imaginan si hubiera un solo día de la independencia para todos los países del mundo?

Ponerse de acuerdo entre todos ya sería un caso de dependencia extrema. Porque vendría el delegado argentino, y propondría el 9 de julio, en homenaje a que ese día nos liberamos de España. Pero el español diría: “¿Os parece bien que festejemos el día que se liberaron de nosotros? ¿Por qué no el 20 de noviembre, día de la muerte de Franco?”. “¿Homenajearlo a Franco?”, lo miraría con horror el representante cubano (mientras con el otro ojo mira un retrato de Fidel). “No, homenajear que se murió y nos salvamos de él”, respondería el español.

Allí alguno diría: “Franco está vivo, y gobernando Paraguay”, para agregar luego unas palabras en guaraní que no incluimos en este texto por dos motivos: uno, porque no sabemos hablar guaraní, y dos, porque sospechamos que, si las tradujéramos, serían palabras de no muy buen gusto.

“Bueno, pero ahora los paraguayos nos independizamos de la Argentina, Brasil y Venezuela”, diría un delegado franquista, de esos que nunca faltan aunque nadie los invite. “¿Ahora se independizaron? ¡Que yo sepa, a Stroessner lo echaron hace más de 20 años!”, le respondería otro. Quizás el delegado paraguayo decida no responder, y se ponga a llorar cual urutaú en las ramas del yatay.

Entonces, una delegada alemana tomará la palabra (como parte de pago), y dirá: “A mí me parece que no todos los países están en las mismas condiciones para debatir esta cuestión, porque algunos, antes de emitir su opinión, deberían ocuparse de saldar su deuda externa. Porque si no se ocupan ustedes, nos ocupamos nosotros... ¡y tenemos métodos!

Y seguramente el delegado norteamericano saltará con que “el día de la independencia es el 4 de julio; y al que se oponga, ¡le mandamos un crédito del FMI!”.

¿Se da cuenta, lector, por qué está bueno que cada país tenga su día?

Pero la independencia no es solamente de los países. También puede ser de las personas, de las ideas, de las creencias, de las instituciones, de los gustos; a veces se usa mal, como aquel golpista que decía: “Acá hay mucha independencia; se hace lo que digo yo, independientemente de lo que piensen los demás”.

También entre padres e hijos es un tema: a veces los hijos se van de su casa demasiado temprano; a veces se quedan hasta demasiado tarde. Los padre sufren, en un caso, “el síndrome del nido vacío”, y en el otro, “el síndrome de los huevos llenos”. Pero no se puede contentar a todo el mundo, ¿no?

Por eso, lector, en este día de julio nosotros decidimos apostar a lo que mejor nos sale: los chistes. Y compartirlos con usted.

Hasta la semana que viene.

Satira12 actualiza todos los Sábados a las 18 hs.

anterior  siguiente
Sábado, 7 de julio de 2012
Tapa satira

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.