satira

Mañana todos a clase

Por Rudy

¡Mire, lector, que vino complicado este mes de febrero, eh! ¿O me va a decir que no? ¡Ah! ¿Usted se fue todo el mes a la playa, a la sierra, al inconsciente, a la cama con alguien, a Europa o a Júpiter, y no se enteró de nada? Bueno, dichoso usted o quizá no, porque ahora vuelve y se entera de todo junto al mismo tiempo.

Por ejemplo, en este mes de febrero se discutió acaloradamente la vuelta de Riquelme a Boca. Que sí, que no, que puede ser, que si los astros así lo deciden, que si los dirigentes, el clima, la política, la epistemología o la órbita de Plutón.

Finalmente volvió, y es millones. Pero todavía no está jugando. Pero ya va a jugar. Pero no es el mismo. Pero es mejor que antes, todavía. Pero es “difícil”. Pero es un prócer. Y así podríamos seguir discutiendo hasta el próximo período electoral, de Boca. Y mientras tanto, él seguirá haciendo sus genialidades.

¿Y sabe usted que en febrero un asteroide se cayó sobre la Tierra? Fue en Rusia –¿dónde si no iba a ser?– y lo más loco de todo esto es que mientras se esperaba que cayese un asteroide, ¡cayó otro!

Bueno, en realidad, cosas locas pasaron también en Estados Unidos. No, no voy a decir nada del juez Buitre ni de los Fondos Griessa, porque de eso ya sabemos los argentinos.

Tampoco del discurso de Obama sobre los medios, ¡parecía argentino, mister président! ¡Decir que algunos medios son los que manejan la oposición y le “dicen lo que tiene que decir”! ¡Rápido, señor juez, señor fiscal, hagámosles un juicio por plagio. ¡A ver si juntamos un poco de guita por si alguna vez hay que pagarles algo por los valiosos servicios que nos prestaron con el plan Brady, los créditos puente, los monitoreos, el megacanje, y la inspiración para el plan bonex, el corralito, y otras “bellezas”!

Pero no, lo que pasó poco tiene que ver con nosotros, los argentinos. Tampoco nos creamos tan importantes, che.

El tema es el siguiente: resulta que uno de los estados de los Estados Unidos se llama Mississippi. Desde hace siglos que se llama así. Es el estado en el que transcurre el libro (y la película) La cabaña del Tío Tom, donde a mucha gente no se los llamaba ni “negro” ni “afroamericano” ni “afrodescendiente”, sino “esclavo”, ¡y era políticamente correcto! (y parece que sobre todo era “económicamente correcto”).

Como todos saben, o podrían saber, entre 1861 y 1865 Estados Unidos estuvo en guerra contra Estados Unidos. Sí, fue la última guerra en la que “jugó de local”. Al parecer. Peleaba el norte contra el sur, y el que ganaba se clasificaba para la “Libertadores de América”.

Los del norte eran “abolicionistas”, o sea, no querían decirles más “esclavos” a los esclavos, quizá porque a los esclavos hay que mantenerlos, o porque eran buena gente, usted decide. Los del sur, en cambio, eran esclavistas, y se resistían a decir “afroamericano”.

La polémica llegó a ser de tal magnitud que los del sur decidieron separarse, y en vez de llamar a un abogado especialista en divorcios, hubo guerra, como suele pasar en muchos divorcios. Los del norte eran “la Unión”, los del sur “la Confederación”. Y “la Mesa de Enlace” no participó, quizá porque se trataba de algodón y no de soja, lo que los “afroamericanos” cosechaban “esclavamente” hablando.

Después de cinco años de lucha los del norte ganaron, se “enmendó la Constitución para abolir la esclavitud”, el presidente Lincoln (abolicionista) fue asesinado y, si se puede decir tal cosa, “todo volvió a la normalidad”.

Todos los estados, uno por uno, convalidaron, les gustase o no, esa nueva ley. ¿Todos? ¡No, Mississippi no! ¡Hasta este mes de febrero de 2013, o sea 147 años después, la esclavitud era legal en Mississippi! ¿Cuál fue la excusa? ¡Que “nadie se dio cuenta”!

¡Miren que hemos escuchado argumentos ridículos de gobiernos a la hora de no hacer lo correcto...! Pero “nadie se dio cuenta de que no habíamos abolido la esclavitud” merece estar en el Top Five, ¿no?

¡Y por si esto fuera poco, renuncia el Papa! ¡Sí, hace casi 600 años que no pasaba algo semejante! La última vez que renunció un papa los afroamericanos eran solamente africanos, nadie anticipaba la caída de un satélite, y ¡la Tierra era plana! ¿Qué habrá pasado? ¿Se habrá conmovido por lo de Mississippi, por lo del satélite, capaz que esperaba el Apocalipsis en 2012 y, como no se dio, renuncia? ¿Estará cansado de que los medios lo critiquen, o lo aplaudan, o las dos cosas a la vez? ¿Será por cansancio, por salud, por amor? No lo sabemos... aún, pero bueno, en estas semanas se sabrá, y ¡SátiraI12 estará allí, como siempre, haciendo chistes sobre el tema!

Ah, y es importante que sepa algo, lector, sobre todo si usted está de vacaciones. ¡El lunes empiezan las clases! Sí, este lunes. Y para que no tenga que volver corriendo en el fin de semana, nosotros, los de Sátira, nos vamos para allá, donde esté usted, con un completísimo kit de chistes para el nuevo año escolar.

Nos vemos dentro de una semana, lector.

Satira12 actualiza todos los Sábados a las 18 hs.

anterior  siguiente
Sábado, 23 de febrero de 2013
Tapa satira

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared