soy

Viernes, 8 de enero de 2010

PD

Testigos australes

cartas a [email protected]

Ají es un colectivo de diversidad sexual y social latinoamericano, creado y proyectado desde Ushuaia (Tierra del Fuego) a todo el continente. Sí, Ají es de Ushuaia... la ciudad patagónica que por estos días recibió al contingente del “Matrimonio gay”... Sí, ese grupo de lucha tan porteño como mediático.

Ají fue “invitado” por un llamado telefónico del gobierno provincial a enterarse y acompañar la ceremonia una hora antes de lo acontecido. Así, Ají presenció toda la circunstancia: la llegada de las autoridades y los medios avisados, la entrada de los contrayentes uniformándose con sus lazos rojos, todo muy escénico... incluso las caras alegres y las soberbias, las distantes y las de ocasión. El clima en el evento era de complicidad... casi de estrategia... de un juego político en el que Ají se reserva algunas apuestas y se reserva la oportunidad de pensar en serio colectivamente esta acción que llegó a ocurrir tan al sur de la ciudad “gay-friendly” de Buenos Aires.

Aquí la cotidianidad más popular fue apenas sorprendida por la novedad, pero que ni se escandalizó, ni pasó de comentarios amables o algunos chistes tontos en foros electrónicos locales; en cambio la clase política fue sacudida hasta su último eslabón y se lanzó contra la gobernadora y sus funcionarios involucrados en esta operación.

Pero, bien distante de este casamiento tan ligado al corporativismo de federaciones, agrupaciones y personajes que parecen encarnar las franquicias del monopolio de la diversidad sexual centralista, Ají dice y pregunta: ¿acaso la lucha Glttbi es copiar el modelo hétero burgués occidental? ¿Acaso la lucha Glttbi es por leyes de aperturas generales o por atajos favoritistas a particulares? Pero también en esta coyuntura, cabe decirlo, Ají celebra el valor político de la gobernadora Fabiana Ríos en esta acción... aunque para nuestro colectivo esta causa matrimonial no sea prioritaria ni fundamental para afianzar, legitimar, definir o celebrar una relación afectiva de hecho de ninguna orientación sexual.

Mientras, y como lo venimos haciendo desde hace algunos años, seguimos acá en esta isla al sur del continente, creyendo, luchando y buscando nuevas miradas que se reflejen con nuestra cotidianidad, con nuestra lucha y nuestras verdaderas necesidades.

Desde Ushuaia, la ciudad que todavía no es “gay-friendly”, afectuosos saludos.

Colectivo Ají
www.ajiweb.org

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared