soy

Viernes, 12 de marzo de 2010

PD I

La lesbofobia mata

cartas a [email protected]

A las 2 de la madrugada del domingo murió Natalia Noemí Gaitán, de 27 años. Vivía en Parque Liceo 2ª Sección de la Ciudad de Córdoba y salía con una chica del barrio. Se fueron a vivir juntas. El padrastro de su novia, que tenía 16 años, fue a buscarla y la llevó de regreso a la casa. Al día siguiente Natalia se dirigió hacia una vivienda de la manzana 19, a encontrarse con su novia, pero se encontró con el padrastro, Daniel Toledo, quien le recriminó a Natalia que estaba “pervirtiendo” a la adolescente. Discutieron fuerte y Natalia reclamó su derecho y el derecho de la chica a ser felices, a amarse libremente, a disfrutar de su sexualidad. Toledo no soportó la afrenta y fue hacia adentro de la vivienda. Natalia se fue enojada. El hombre salió tras ella y la llamó. Cuando la chica se dio vuelta, se oyó el disparo de una escopeta calibre 16. Un disparo a medio metro de distancia. Un simple fusilamiento. En el día internacional de la mujer, una hija, novia, amiga y compañera más murió producto de la lesbofobia. Justo el Día de la Mujer. ¿Será casualidad o una prueba más de lo poco que importa? Creo que es una prueba más, de lo contrario, el asesino tendría que haber reparado en que el hecho de matarla justo ese día debería sensibilizar a la Justicia. Pero eso no creo que pase. Cada vez más crímenes en la sección de policiales de mujeres quemadas por sus parejas, ajusticiadas por un suegro que no quiere serlo. En el fondo ronda la idea de que hay un derecho a matar en ciertos casos. Al hombre, un padre de aquéllos, lo volvió loco esta chica que se llevaba a la nena, dirán por ahí. Pobre la nena. Me solidarizo con el dolor que tendrá hoy. Me pregunto si no deberían los crímenes de género y los crímenes de odio pagarse el doble. Así como se hizo la ley de cupo para tener más representación política. Porque si la vida de las mujeres no vale nada y las de las lesbianas vale menos, por qué no hacer que se paguen el doble, hasta que lleguemos a la tan bendita igualdad.

Carla de Río Cuarto.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared