soy

Viernes, 2 de abril de 2010

TOP 5

Entre canciones, texturas y paisajes

 Por Gustavo Lamas

Toro & Moi, Causes of this (Carpark)

Detrás de este seudónimo se esconde Chazwick Bundick, un joven talento de 23 años de Carolina del Sur. Es parte de una nueva escena a la que la crítica ya etiquetó como “Glo Fi” para poner en contexto a aquellos artistas que encuentran inspiración en la música FM de los ’80 y la abordan desde los procesos de baja calidad de los estudios caseros o la descomponen y rearman en una laptop. Bastante de eso hay en este álbum de collages pop, con tantos coros y melodías, como samples que se interrumpen o se filtran y loops que nunca se estancan en manos de un chico inquieto que juega con las posibilidades de la cámara lenta y el congelado. Imperdible para fans de Avalanches, Junior Boys, Ariel Pink y los primeros Oval que componían a partir de CDs rayados.
www.myspace.com/toroymoi

Daedelus, Righteous Fists of Harmony (Brainfeeder)

Daedelus es el proyecto del californiano Alfred Darlington, uno de los mejores exponentes de la electrónica de la Costa Oeste. Este nuevo miniálbum toma como punto de partida un momento histórico de la historia china. Con una banda de sonido imaginaria evoca los sucesos que se conocieron como “La rebelión de los boxers”, allá por 1898. Inspirado en esos luchadores con poderes mágicos partícipes del fin de una era tumultuosa, despliega su arsenal de quiebres rítmicos, cuerdas que pintan paisajes de una melancolía infinita y canciones ralentizadas como la bossa neblinosa “Order of the Golden Dawn”.
www.myspace.com/daedelusdarling

High Places, High Places vs. Mankind (Thrill Jockey Records)

Mary Pearson y Rob Barber son un dúo de chico y chica de Brooklyn. En este segundo álbum continúan recorriendo sus laberintos sonoros, pero esta vez se animan a salir del cascarón del experimento hermético para volcar sus texturas al servicio del pop soñador. La electrónica esta vez aporta un pulso tímido y los entramados de guitarra desembocan en canciones tan frágiles como la vocecita de Mary, siempre a punto de quebrarse. A la hora de la referencias nos recuerdan al sonido del sello 4 AD de los ’80 (Cocteau Twins y This Mortail Coil) y la Siouxsie más voladora.
www.myspace.com/hellohighplaces

Tanlines, Settings (True Panther)

Otro dúo de Brooklyn integrado por Jesse Cohen y Eric Emm, provenientes de distintas bandas neoyorquinas emparentadas con el post-punk y el rock, que no dan demasiadas pistas sobre el rumbo musical de este nuevo proyecto en común. Acá transitan por los carriles del electro pop con ritmos tropicales o afro y el fantasma de los Animal Collective diciendo presente en el tratamiento de las voces y el entramado sonoro. En este breve EP de presentación, el dúo de productores alterna pasajes instrumentales y canciones pop donde confluyen ritmos de calipso con beats disco y sintetizadores vintage chirriantes para contonearse, corear y soñar como pasa con “Real Life” y “Bees”.
www.myspace.com/tanlinestheband

Ulrich Schnauss, Missing Deadlines. S. Remixes (Rocket Girl)

El mundo sonoro de este alemán siempre persiguió la idea de reformular el pop noise de principios de los ’90 (Lush, Chapterhouse, etc.) desde la perspectiva electrónica más climática y reducir aquellas bandas de chicos mirándose los zapatos para tocar la guitarra a la laptop y el laboratorio íntimo. Este cuarto disco es una colección de sus remezclas. Elude sus remixes para artistas consagrados como Depeche Mode y Coldplay, para concentrarse en su mirada sobre artistas contemporáneos como Asobi Seksu y I’m Not a Gun, junto a aquellos que supieron ser inspiración de su sonido como el ex Ride (Mark Gardener) y ex Slowdive (Mojave 3). Logra pasar a todos por su tamiz y alcanza momentos mágicos y luminosos, como en el mix de “Mahogany”.
www.myspace.com/ulrichschnauss

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.